Así utilizan Internet los rusos

¿Qué es Runet? ¿Dónde buscan información los rusohablantes? ¿Cuáles son sus redes sociales favoritas? Antonio Lite, profesor de la Universidad San Jorge, desvela las claves para tener una presencia online efectiva y así conseguir clientes en este país
Antonio Lite

Antonio Lite

Привет мир ! “¡Hola mundo!” Ceñirse únicamente al traductor de Google es lo más arriesgado que una empresa española puede hacer si quiere que su web reciba visitas desde Rusia. La forma de utilizar Internet en este país poco tiene que ver con los estándares y convencionalismos a los que estamos acostumbrados: ni Google es el buscador más utilizado, ni Facebook es la red social favorita, ni las faltas de ortografía o errores gramaticales son peccata minuta (para mayor escarnio nuestro). Las empresas aragonesas interesadas en Rusia deben conocer unas claves para abordar la faceta online de sus negocios en este país y Antonio Lite, profesor de la Universidad San Jorge y experto en posicionamiento web para Rusia, las detalló ayer en el encuentro que organizó Aragón Exterior con la colaboración de la Universidad San Jorge.

“Rusia es un gigante que está despertando. Tenemos que quitarnos los estereotipos, que suelen ser negativos: ni es un país pobre ni está aislado. Rusia es una gran oportunidad”, afirma Lite, que destaca que este mercado cuenta con 80 millones de usuarios de Internet y que cada día se producen 250.000 compras online. “Es el país de Europa con más usuarios de Internet”, apunta.

En este universo online, Runet es el nombre con el que los rusohablantes se refieren al conjunto de contenidos de Internet en su idioma. La influencia de la antigua Unión Soviética sigue vigente en países como Bielorrusia, la parte este de Ucrania o Kazajstán, entre otros, por lo que el público potencial para las estrategias online en ruso se amplía.

Cómo posicionar nuestra web en ruso

“Si no apareces en los primeros resultados de Google no existes”. Este mantra que se repite hasta la saciedad pierde sentido en Rusia porque el buscador más utilizado en el país es Yandex. Su cuota de mercado se sitúa por encima del 60% mientras que la de Google es del 30,5%. Por lo tanto, los rusos buscan por Yandex el doble que por Google. “Si queremos posicionarnos en Rusia tenemos que pensar necesariamente en Yandex. Aunque a la hora de ofrecer resultados tengan similitudes, Yandex no tiene el aspecto minimalista de Google porque en Rusia las páginas son más recargadas ya que ofrecen más información”, señala Lite.

El universo de Yandex es muy similar al de Google, ya que ofrece servicios adicionales como correo electrónico, mapas, búsqueda de imágenes, comparador de productos, traductor… A nivel de posicionamiento online, el buscador ruso cuenta con tres recursos muy importantes y similares a los que también ofrece Google: herramientas para webmaster, métricas y el equivalente a adwords o anuncios patrocinados (SEM). Las tres herramientas están disponibles en inglés, por lo que no es necesario saber ruso para utilizarlas.

Para posicionarse en Yandex es muy importante emplear los estándares web y cuidar al máximo la redacción y traducción de los contenidos¿Qué valora este buscador para que una web aparezca mejor posicionada cuando ofrece resultados? Antonio Lite destaca la importancia del emplear los estándares web y un perfecto uso del idioma, la gramática y el vocabulario. Los contenidos, además de ser originales, deben estar redactados en genuino ruso y adaptados a los modismos. El profesor ilustra la necesidad de tener en cuenta la forma de pensar de los rusos cuando escribimos con un ejemplo: “Si en un portal inmobiliario ofrezco una casa de cuatro habitaciones, un ruso entenderá que tiene tres habitaciones para dormir y que la otra es el salón”.

Un dato relevante: frente a los miles de resultados que ofrece Google tras una búsqueda, los enlaces que muestra Yandex son muchos menos. “Hay que trabajar para que nos conozca el buscador ruso y eso exige esfuerzo y mantenimiento. También debemos ir generando contenido para que mejore el posicionamiento”, recomienda el profesor de la Universidad San Jorge.

La traducción de la web de nuestra empresa tiene que ser profesional, nativa y de calidad. “La redacción tiene que ser perfecta porque es lo que más valora Yandex. Pero no podemos confiarle nuestros contenidos a cualquier persona solo por el hecho de que haya nacido en Rusia. A determinados españoles yo tampoco les dejaría ni que me escribiesen la tarjeta de visita”, bromea Lite.

portada

¿Qué factores debemos tener en cuenta para nuestra web?

  • La elección y configuración del CMS (sistema de gestión de contenidos). Por ejemplo, las webs realizadas en WordPress se posicionan muy bien en Yandex, mientras que las de Blogger presentan muchos problemas.
  • Arquitectura de la información: debemos facilitar el acceso a los contenidos de forma fácil y sencilla.
  • Redacción de textos: importantísimo para que la web se posicione bien.
  • Pensar en ruso.
  • Pensar en cómo optimizar el posicionamiento en Yandex.

Consejos y buenas prácticas

  • No arriesgar: lo práctico funciona (títulos, URL, contenidos y meta descripción en ruso).
  • Monitorizar al menos una vez al mes porque Yandex no te avisa si te desindexa (no aparecer en sus resultados de búsqueda).
  • Mejor realizar trabajos SEO on-page (tareas de mejora en nuestra propia web).
  • El favicon (pequeña imagen ilustrativa que aparece junto a la URL) es un detalle que ayuda.
  • Fijar siempre unos objetivos: qué se quiere lograr.
  • Realizar informes de seguimiento: qué se ha logrado.

Qué errores debemos evitar

Yandex penaliza las traducciones automáticas, los sitios sobreoptimizados, el contenido duplicado, el spam (publicidad no solicitada) y los errores. Si detecta anomalías, el buscador puede desindexar la página web.

También se deben evitar el contenido y las URL en inglés u otros idiomas, las redirecciones 302 (sirven para indicar que hemos movido el sitio web temporalmente y Yandex puede considerarlo contenido duplicado), los errores 404 (página no encontrada) y pedir los trabajos de SEO (optimización de la web para los buscadores) para Rusia a profesionales que no tengan un amplio conocimiento de este mercado.

Una vez optimizada la web, la siguiente fase sería convertir a los visitantes en compradores, estén donde estén: “Además del público objetivo que vive Rusia, en España hay una comunidad muy importante y también tenemos que tener en cuenta a los rusos que quieren venir a España ya que van a realizar sus búsquedas en Yandex”, apunta Lite.

Los rusos socializan en VK y OK

Existen, pero ni Facebook ni Twitter son las redes sociales más populares del país. A la hora de promocionar productos, crear marca o generar estrategias online, conocer cuáles son las redes sociales favoritas de los rusos nos va a ayudar a canalizar recursos y esfuerzos. La plataforma más importante del país es VK (VKontakte), con 52,7 millones de cuentas activas, seguida por Odnoklassniki (cuya traducción es “compañeros de clase”), con 42,6 millones, y Mail.ru, con 30,6 millones. Pese a su hegemonía en España, Facebook es la cuarta red social en Rusia con 25,4 millones de cuentas y Twitter suma 11,6 millones.

VK, con un funcionamiento y diseño muy similar a Facebook, es la red social preferida en Rusia, Ucrania y Bielorrusia. Su creador, Pável Dúrov, también es el impulsor de Telegram, la app de mensajería instantánea que compite con Whatsapp.

Ayudas para el posicionamiento online internacional

Para las empresas interesadas en mejorar su posicionamiento online en Rusia o en cualquier otro mercado, Aragón Exterior ha abierto una nueva línea de apoyo. Las actuaciones susceptibles de ayuda económica comprenden los procesos de adaptación de la web empresarial a un mercado (país o zona lingüística) de interés de la empresa mediante tres acciones:

  • Consultoría previa (opcional).
  • Trabajo técnico de adaptación de la web (obligatorio), mediante posicionamiento SEO/SEM y correcta localización de la web.
  • Traducciones (opcional).

El plazo para participar en esta línea de ayudas finaliza el próximo 5 de diciembre.

Más información