Jornada en Cámara Zaragoza

Las relaciones entre Irán y España ya suman cuatro siglos de historia. Tras varios años de bloqueo, el país tiene mucho que ofrecer a las empresas aragonesas. El embajador de Irán en España, Mohammad Hassan Fadaifard, explicó ayer en qué sectores se encuentran las principales oportunidades. Una misión comercial aragonesa partirá rumbo a Irán en febrero de 2017.
El embajador de Irán en España, Mohammad Hassan Fadaifard, y el presidente de Cámara Zaragoza, Manuel Teruel, en la jornada celebrada ayer.

El embajador de Irán en España, Mohammad Hassan Fadaifard, y el presidente de Cámara Zaragoza, Manuel Teruel, en la jornada celebrada ayer.

En su segunda visita a Aragón, el embajador de Irán en España, Mohammad Hassan Fadaifard, volvió a mantener un estrecho contacto con las empresas aragonesas. Invitado por la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Zaragoza, Hassan participó ayer en un encuentro exclusivo con los socios del Club Cámara Internacional y, posteriormente, explicó qué oportunidades de negocio ofrece su país en una jornada organizada con la colaboración de Bantierra. El acercamiento económico sumará muy pronto un nuevo hito ya que las Cámaras de Comercio aragonesas organizan una misión comercial a Irán entre el 5 y el 9 de febrero de 2017. El plazo de inscripción finalizará el próximo 30 de noviembre.

En la jornada, el encargado de presentar al embajador fue un empresario que conoce muy bien el mercado iraní: Manuel Teruel, presidente de la Cámara de Comercio y de Taim Weser. Durante los años que duró el bloqueo a Irán, las actividades de las empresas españolas en el país se redujeron notablemente, pero fueron precisamente dos aragonesas -Taim Weser y Ringo Válvulas- las que mantuvieron más presencia.

«Irán está en un momento muy interesante porque todo se está normalizando y es un momento oportuno para las pymes. Ya no hay restricciones en las transferencias. No hay ni un exportador con débitos pendientes; con dificultades, pero siempre pagaron», apuntó Teruel, quien también destacó el carácter de los iraníes: «Son personas muy duras negociando precios, pero una vez que te das el apretón de manos es el cliente más noble que te vas a encontrar». El presidente de la Cámara recordó que, desde el fin del bloqueo, las exportaciones aragonesas a este mercado crecen «pero a un ritmo suave. En los ocho primeros meses de 2016 suman cerca de 23 millones».

«España siempre ha sido muy importante para nosotros»

El embajador de Irán en España, Mohammad Hassan Fadaifard, recordó que las relaciones entre España e Irán se remonta a más de 400 años, cuando se estableció la primera embajada de Irán en Madrid. «A través de Taim Weser y de la Cámara siempre hemos logrado mantener nuestros lazos con Aragón, incluso en los momentos de las sanciones», apuntó el embajador, que recalcó que España «siempre ha sido muy importante para nosotros porque compartimos visiones en muchos aspectos y nunca han existido puntos oscuros. Siempre hemos considerado a España un país amigo en la UE y como miembro de la OTAN».

Hassan Fadaifard apuntó que el acuerdo que permitió levantar las sanciones «conllevó eliminar las preocupaciones de la comunidad internacional y eliminar todas las sanciones unilaterales que limitaban nuestras relaciones. Hemos podido restaurar las relaciones de comercio con la comunidad internacional y no tenemos dificultades comerciales ni bancarias. Se han restablecido relaciones con bancos centrales, que están abriendo oficinas en nuestro país, y para importación de mercancías tampoco existen obstáculos».

Normalización

El embajador fue explicando cómo se han ido normalizando las relaciones económicas de su país: «Uno de los problemas que teníamos eran las transacciones con dólares, que necesitaban la aprobación de EEUU. Hicieron una declaración de manera que, siempre que no se hicieran desde mercado estadounidense, serían válidas. Esa limitación ha quedado suprimida. El Parlamento Europeo también aprobó una resolución sobre la normalización de las relaciones entre la UE y la República Islámica de Irán».

Respecto a las relaciones económicas, Hassan aseguró que existe un gran potencial económico entre Irán y España: «Se están desarrollando proyectos y la situación es propicia para iniciar relaciones. Han venido muchas delegaciones a mi país, incluyendo dos de España. Existe voluntad de España e Irán por reforzar estas relaciones y, tras estas visitas, se diseñó una hoja de ruta para el futuro de la cooperación económica entre ambos países».

La economía iraní ha cambiado enormemente en los últimos 38 años. «Somos un país con muchas perspectivas, con ilusión. Estamos abiertos al cambio tecnológico y vamos a iniciar una era económica muy boyante. La situación no para de mejorar: el crecimiento del año pasado fue del 6,4% y las previsiones para este son del 5%. La tasa de inflación se ha reducido: hace 3 años estaba en el 40% y ahora en menos del 9%. La política del gobierno es que siga reduciéndose».

Petróleo

Uno de los factores que más han contribuido al crecimiento de Irán fue su apuesta para reducir su dependencia del petróleo. «Antes suponía el 40% Hassan: «El precio justo del barril de petróleo debería estar entre 70 y 80 dólares»del presupuesto y logramos rebajarlo al 20%. Cuando comenzó la reducción de precios del petróleo, fuimos los menos afectados en nuestra región por haber reducido esa dependencia». Ante los actuales precios, el embajador aseguró que el precio actual «está demasiado bajo. No va en beneficio de los productores ni de los usuarios. El precio justo debería estar entre 70 y 80 dólares por barril. La situación actual no va a durar para siempre, los precios volverán a un punto justo. ¿Cuándo? No lo sé. Sí creo que ha tocado fondo y, dependiendo de la cooperación de los principales productores, irá creciendo».

El embajador señaló que el programa económico del país se orienta hacia el apoyo al sector privado iraní para reducir la dependencia económica de los precios del petróleo. Otro eje se enmarca en mejorar la cooperación económica mediante un acceso sencillo a la información económica y la transparencia en asuntos económicos con el objetivo de atraer y captar la inversión extranjera. «Para ello teníamos que hacer reformas en el sistema económico, sobre todo en cuestiones tributarias. Algunas ya se han hecho y otras están en camino. Una de las que ya se han «Las empresas extranjeras que inviertan en el país tendrán el mismo tratamiento que una empresa iraní. El capital principal de la inversión y los beneficios de esa inversión estarán totalmente protegidos»conseguido es que toda inversión en el sector industrial, turismo, sanidad, infraestructuras y transportes quedarán exentas al 100% del pago hasta 20 años. Si se efectúan en determinadas zonas del país, estarían hasta 10 años al 100%. Depende de la región».

Hassan también explicó las ventajas fiscales que ofrece el país a la inversión: «Las empresas extranjeras que inviertan tendrán el mismo tratamiento que una empresa iraní. El Gobierno les garantiza que el capital principal de la inversión y los beneficios de esa inversión estarán totalmente protegidos frente a cambios en la legislación o cualquier otra eventualidad. Pueden compartir mediante joint ventures con empresas iraníes si así lo desean. La inversión se puede hacer mediante inversión directa o equipos, hay muchas posibilidades. Contamos con leyes y reglamentos muy ventajosos para exenciones fiscales. El riesgo de la inversión es muy bajo y las rentas muy altas».

Sectores de oportunidad

El embajador de Irán en España fue detallando, uno por uno, los principales sectores donde existen oportunidades de negocio:

Petróleo: «Durante las sanciones, muchos proyectos se vieron retrasados o cancelados. Hemos diseñado un programa económico para los próximos 6 años de 360.000 millones de dólares. Se han definido ya 50 proyectos, incluyendo equipamiento para petróleo, fabricación de equipo y joint ventures. También para rehabilitación, renovación, modernización de infraestructuras y refinerías existentes, incremento de la producción en campos petrolíferos, expansión de las redes y de los gasoductos que ya existen, mejora del consumo energético en el país y la gasificación de 200.000 vehículos».

Petroquímico: «Hemos definido 70.000 millones en proyectos. Muchos de ellos se están negociando con Asia y Europa para construir nuevas plantas».

«Daremos la bienvenida a cualquier empresa que quiera invertir en parques eólicos a través de ‘joint ventures’ o independientemente»Energía: «Sobre renovables, existe el plan de producir 5.000 MW de solar o eólica. El Gobierno garantiza la compra de la energía producida por esos medios ya sea en Irán o en otros lugares. También tenemos interés en proyectos para la gestión de recursos hidráulicos, presas, hidroeléctricas… Daremos la bienvenida a cualquier empresa que quiera invertir en parques eólicos a través de joint ventures o independientemente. Tenemos experiencia en fabricación de turbinas y nuestras propias empresas activas. Hay una organización encargada de las renovables y ayudará a toda empresa que desee iniciar cooperación. Hace falta inversión extranjera».

Automoción: «Estamos produciendo 1,2 millones de coches al año y queremos ampliar mucho esta cifra mediante la cooperación».

Infraestructuras: «Se han destinado 125.000 millones de dólares para 20 proyectos, incluyendo construcción de aeropuertos. Necesitamos seis aeropuertos internacionales para estar al día, expandir el de Teherán y tener en las principales ciudades. Además, necesitamos 400 aviones para renovar nuestra red de aviación. Se deben modernizar puertos, el metro de Teherán se tiene que ampliar y actualmente tenemos 200 kilómetros de tren de alta velocidad. Necesitamos ampliar la cooperación con España porque son ámbitos donde se podría mejorar mucho».

Turismo: «España es un líder mundial y, en cuanto a gestión, tenemos mucho que aprender. Necesitamos construir 400 hoteles en los próximos 10 años. En Teherán todos los hoteles están siempre llenos. En 9 años se puede conseguir un retorno de la inversión completo».

Salud: «Necesitamos construir hospitales pequeños y grandes y negocios en el ámbito de la salud. Necesitamos empresas dispuestas a cooperar y queremos construir tecnología médica».

Agricultura y pesca: «Existen oportunidades para las industrias conserveras de pescado, buques y pesqueros».

Agroalimentario: «Los productos agroalimentarios están sujetos a muchas normas y reglamentos. Hay mucha colaboración con España y compramos productos como aceite de oliva, aceitunas,… Hay limitaciones para productos que se producen en Irán. Si no se producen constará conseguir el permiso, pero estamos abiertos a la colaboración. Si se desea importar por primera vez hace falta una licencia. Si quiere tener éxito, debería buscar una empresa iraní que pueda hacer de socia suya, un enlace que sea experto en estos trámites de permisos y registros porque, como en España, todo lo que tiene que ver con salud pública es muy sensible».

Economía de Irán

El embajador de Irán también destacó las fortalezas de la economía de su país. Apuntó que la deuda se sitúa entre el 3% y el 4% del PIB. «Son pagos retenidos pero no hay deuda y esto es una gran ventaja para las empresas que quieran hacer negocios en Irán. También es muy importante hablar de la seguridad, porque política y socialmente somos uno de los países más estables de la región». Con una población de 80 millones, «Irán es un país con gente muy joven, preparada y educada. El 55% tiene menos de 35 años y contamos con millones de universitarios. Las empresas extranjeras pueden contratar a los ingenieros jóvenes que conocen el país y la lengua».

La posición geográfica del país tampoco es baladí. «Tenemos acceso a 400 millones de habitantes por los países vecinos. Exportamos 1500 MW de electricidad, pero hay mucho margen de mejora porque la demanda de los países vecinos es enorme. Son mercados que necesitan ser abastecidos y la energía en Irán es muy barata. Por ejemplo, la gasolina cuesta 25 céntimos».

Respecto a la producción del país, Hassan destacó que Irán es el primer productor de acero en Oriente Medio y los primeros en producción de piedras decorativas.

Comercio exterior Aragón-Irán

En los ocho primeros meses de 2016, las exportaciones aragonesas a Irán han superado los 22,91 millones de euros, siendo la principal partida exportada la de maquinaria, con 17,78 millones, seguida por semillas (2,83 millones) y abonos (1 millón). Por su parte, las importaciones realizadas este año por Aragón procedentes de Irán suman, hasta agosto, 900.000 euros, centradas sobre todo en frutas (679.000 euros), maquinaria (150.000 euros) y productos cerámicos (cerca de 50.000 euros).

Evolución de las exportaciones e importaciones entre Aragón e Irán:


Cifras en millones de euros
Fuente: Base de datos de comercio exterior de las Cámaras de Comercio y la Agencia Tributaria

Datos del mercado

[/tabs]