Economía sostenible

La Cámara de Comercio de Zaragoza lidera un proyecto europeo para reducir la brecha entre las habilidades laborales y las exigencias de la economía verde. El programa identifica 15 ocupaciones verdes para pymes de gestión de residuos, transporte y logística, fabricación de vehículos e industria agroalimentaria

erasmus-150x150Qué empleos necesita la economía verde. Cómo formarlos. Cuáles con las competencias que precisan esos nuevos perfiles profesionales. Retos sobre los que trata de aportar soluciones un proyecto financiado por el programa Erasmus+ de la Unión Europea (UE) y liderado desde Aragón: GreeNS Match, que pretende ajustar la oferta de habilidades verdes del mercado de trabajo con las demandas de las empresas sostenibles.

La iniciativa es desarrollado por la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Zaragoza, en colaboración con la Fundación Empresa-Universidad de Zaragoza (FEUZ), las consultoras Inova+ (Portugal) y EEO Group (Grecia), y la Cámara de Comercio de Frankfurt-Oder (IHK Projektgesellschaft, de Alemania). El objetivo del plan europeo se centra en disminuir la brecha entre la capacitación profesional y el empleo verde por medio de la formación, cooperación, innovación y puesta en común de buenas prácticas por parte de los socios del GreeNS Match.

Los socios están trabajando con 10 empresas de reciclaje, cuatro industrias agroalimentarias, tres compañías logísticas y dos de fabricación de vehículos, que ya han identificado sus necesidades y perfiles competenciales en más de 15 ocupaciones verdes. El siguiente paso consiste en identificar las mejores prácticas en las regiones participantes: Frankfurt-Oder (Alemania), Matosinho (Portugal), Atenas (Grecia) y Zaragoza. Una publicación final recogerá las conclusiones, que se presentarán en una conferencia a finales de 2016.

Por ejemplo, una empresa gestora de residuos ha identificado el puesto de técnico especialista en gestión de residuos industriales. La empresa transmite la necesidad de incorporación al perfil de personas que desarrollen de forma óptima las competencias clave del puesto: verificar el tipo de residuo, establecer el sistema adecuado de valorización o tratamiento, y gestionar la documentación y la normativa a aplicar en cada caso. El proyecto, para asegurar que la necesidad está cubierta, ha identificado los procesos formativos especializados que completan la preparación de base necesaria. De forma específica, incide en la gestión y caracterización de los residuos.

GreeNS Match destaca en su memoria que la economía verde es una de las claves del cambio de modelo productivo y de la superación de la crisis: un tejido productivo que aproveche los recursos de manera eficiente, promueva bajas emisiones de carbono y contaminación, y, en definitiva, proteja el medioambiente. Aquellas empresas que sepan utilizar sus recursos de una forma más eficiente serán las que finalmente tendrán éxito, en un contexto caracterizado por un sistema limitado de producción y consumo.

Beneficios

Los beneficios son múltiples, añade el proyecto europeo: la Organización Internacional del Trabajo (OIT) prevé que la economía verde puede generar entre 15 y 60 millones de puestos de trabajo, a la vez que se contribuye a una mejor sociedad y al respeto al medioambiente.

Asimismo, la empresa verde ofrece una imagen mejor y la economía verde también es sinónimo de modernización. Si una empresa quiere mantenerse en un mercado, ha de ser pionera y estar a la vanguardia en técnicas y procedimientos. En otros países de Europa ya se están poniendo en marcha prácticas relacionadas con la eficiencia energética, como es el caso de Alemania, por ejemplo, donde recibe 100.000 millones de euros de inversión y crea 300.000 empleos al año.

GreeNS Match