Plan 2016-2020

Los organismos de apoyo a la internacionalización en Aragón formalizaron ayer un compromiso público de cooperación con un único objetivo común: apoyar a las empresas aragonesas en los mercados internacionales, sean cuales sean sus necesidades. El Gobierno de Aragón presentó ayer las líneas de actuación del Plan de Apoyo a la Internacionalización, con el que se coordinarán las acciones de Aragón Exterior y las Cámaras de Comercio.
La consejera Marta Gastón presenta el Plan de Internacionalización acompañada por Luis Lanaspa, director general de Economía, y Fernando Fernández Cuello, director general de Industria, Comercio, Pymes y Artesanía.

La consejera Marta Gastón presenta el Plan de Internacionalización acompañada por Luis Lanaspa, director general de Economía, y Fernando Fernández Cuello, director general de Industria, Comercio, Pymes y Artesanía.

Más eficacia en la gestión de recursos, menos duplicidades y una meta común: apoyar a las empresas aragonesas en los mercados internacionales, sean cuales sean sus necesidades. Marta Gastón, consejera de Economía, Industria y Empleo del Gobierno de Aragón, presentó ayer el Plan Estratégico para la Internacionalización 2016-2020 con el que se coordinarán las acciones de Aragón Exterior -empresa pública de apoyo a la internacionalización y la captación de inversiones- y las Cámaras de Comercio, que han elaborado por primera vez un Plan Cameral de Internacionalización en el marco de la nueva legislación. El objetivo común es apoyar a más de 800 empresas aragonesas a través de acciones individuales, sectoriales y de formación y difusión general.

Gastón: «Este sistema minimiza las duplicidades en las acciones y potencia la complementariedad de los distintos organismos»«El Gobierno de Aragón aúna en un único plan las acciones de internacionalización desarrolladas por Aragón Exterior y cuenta con las Cámaras de Comercio, pioneras que llevan muchos años trabajando en internacionalización y acompañando a las empresas. Las ventajas de este sistema son que se minimizan las duplicidades en las acciones y se potencia la complementariedad de los distintos organismos. La puerta que tienen más a mano las empresas es la de las Cámaras de Comercio, cuyo trabajo será completado en destino por Aragón Exterior. Debemos ser capaces de dar una respuesta clara y rápida a las inquietudes y necesidades de los empresarios», apuntó la consejera.

La consejera Marta Gastón explica los objetivos del Plan de Apoyo a la Internacionalización:

Manuel Teruel, presidente del Consejo Aragonés de Cámaras, destaca las sinergias:

Objetivos y actuaciones

¿Cuáles son los objetivos del Plan Estratégico para la Internacionalización? Consolidar el número de pymes exportadoras aragonesas, crecer en mercados de mayor oportunidad, mejorar la capacidad de internacionalización de las empresas y apoyar la estrategia internacional de los clusters y sectores productivos con mayores oportunidades en el exterior.

La actividad que se va a llevar a cabo se estructurará alrededor de cuatro ejes principales:

  • Información y formación: Ofrecer la información y la preparación que necesitan las empresas para orientar su internacionalización.
  • Soporte y asesoramiento: Busca ayudar in situ a las empresas a mejorar sus capacidades y las actividades relacionadas con la internacionalización.
  • Actividad en el exterior: Su objetivo es apoyar en el exterior las actividades específicas que llevan a cabo las empresas para su internacionalización.
  • Colaboración: Ya que es necesario realizar un trabajo que sirva para catalizar las iniciativas sectoriales para optimizar su posicionamiento en el exterior.

Dentro del plan, se han marcado los siguientes ejes de actuación:

  1. Identificación y elaboración del perfil de las empresas con capacidad de internacionalizarse.
  2. Sensibilización y fomento de la cultura de la internacionalización entre la sociedad civil y la empresarial.
  3. Favorecer el acceso de las empresas aragonesas a los mercados exteriores y su consolidación internacional.
  4. Desarrollo de planes de actuación para agrupaciones de empresas, definidas por sectores y países de oportunidad.
  5. Formación de capital humano para la internacionalización, innovación y mejora de la competitividad.
  6. Comunicación y difusión del Plan Estratégico de Internacionalización a través de la web www.exportarenaragon.es.
  7. Coordinación general del Plan Cameral y asesoramiento sobre otras acciones no incluidas en el Plan.

Estas acciones buscan acompañar a las empresas en su internacionalización, desde cuestiones como la mejora de su propia estructura organizativa, de la gestión de la actividad exportadora o favorecer su salida al exterior, todo ello manteniendo las acciones de promoción exterior como la participación en ferias y certámenes comerciales internacionales, misiones comerciales, viajes de prospección, así como las de difusión y publicidad internacionales.

«Este programa se presenta con el convencimiento de que son necesarios unos cimientos para fomentar la internacionalización y para diversificar los mercados. La intervención pública debe venir de la cooperación y la escucha activa. Esta alianza busca optimizar nuestros recursos y dar seguridad a las empresas, arroparlas en ese proceso de internacionalización no exento de riesgos», destacó Gastón.

Radiografía del sector exterior aragonés

La consejera también desgranó en la jornada los rasgos y características que definen al sector exterior de la comunidad autónoma, cuyos datos presentan una notable evolución a lo largo de los últimos años, alcanzando en el 2015 su récord de actividad. Los 10.567 millones de euros exportados en este último ejercicio suponen un incremento del 12,63% respecto al 2014 y la cifra más alta de los últimos años, tanto en volumen como en crecimiento interanual. Estos datos posicionan a Aragón como una Comunidad Autónoma líder en exportaciones a nivel nacional. Las exportaciones en Aragón han supuesto en este último año alrededor del 31% del PIB de la Comunidad, 8 puntos más que la media del conjunto de España.

Respecto a los destinos de las ventas en el año 2015, Europa sigue siendo el mayor cliente aragonés con el 77,4% de las exportaciones (la zona euro acumula un 55,7%), aunque en la lista de los principales destinos ya figuran países como Estados Unidos (con un incremento interanual del 16,4%) o China (con un incremento interanual del 19,9%) y se están produciendo importantes incrementos en otros mercados como Canadá, Emiratos Árabes, Marruecos o Argelia.

Por lo que respecta a la distribución sectorial de las exportaciones, la mayor parte de la actividad proviene del sector industrial. De esta manera, los sectores de automoción, moda, maquinaria mecánica, agroalimentario y equipamiento eléctrico supusieron algo más del 75% de las exportaciones de Aragón en 2015.

La dependencia del sector de la automoción ha disminuido drásticamente en los últimos años. Eliminando el peso de otros medios de transporte y con los datos exclusivos del sector del automóvil, éste ha sido responsable de un 31,7% de las exportaciones del año 2015 frente al 41,4% del año 2008. El sector del automóvil está con un importante crecimiento de actividad en la actualidad, lo que implica que las exportaciones anuales crecieron un 17,9% en el año 2015. Así, el incremento de las exportaciones desde el año 2008 sin el sector del automóvil ha sido mayor en el caso de Aragón que la media española. Tomando como base el año 2008, el volumen de exportación de resto de sectores económicos excluido el automóvil se ha incrementado en un 45,16% en Aragón, frente a una media del 34,8% en España.

El 92% del las ventas exteriores de la Comunidad Autónoma lo realiza únicamente un 18% de las empresas exportadorasPero en este análisis macro de la actividad internacional de la empresa aragonesa es necesario poner el foco en las necesidades y evolución de las pymes. El 92% del la actividad exportadora de la Comunidad Autónoma lo realiza únicamente un 18% de las empresas exportadoras, que son las denominadas empresas exportadoras consolidadas, ya que han realizado exportaciones por valor superior a los 50.000 euros durante los últimos cuatro años. La actividad exportadora tiene un alto nivel de concentración en un número reducido de empresas, tanto en España como en Aragón.

La base exportadora de empresas en España está sobre las 147.000 empresas y los datos para Aragón muestran que en el año 2015 tuvieron actividad exportadora 4.585 empresas, de las que únicamente 841 cumplen el requisito de haber exportado más de 50.000 euros al año durante los últimos cuatro años, por lo que la ampliación de la base exportadora sigue siendo una prioridad.

Por otra parte, se observa que la rotación en el número de empresas exportadoras es muy elevada, ya que cerca del 50% del censo de empresas exportadoras inicia e interrumpen anualmente su actividad exterior. En consecuencia, una de las vías para ampliar la base de empresas exportadoras regulares será la consolidación de la actividad internacional de empresas con cierta experiencia en los mercados exteriores, más que la captación para la exportación de empresas que no hayan tenido ninguna experiencia al respecto.

El apoyo de Aragón Exterior

Ignacio Martínez de Albornoz, director gerente de Aragón Exterior, fue el encargado de presentar el trabajo de este instrumento del Gobierno de Aragón adscrito al Departamento de Economía, Industria y Empleo, entre cuyos objetivos están la internacionalización y la atracción y apoyo a la inversión extranjera en Aragón. «Uno de los principales valores de Arex es la especialización sectorial de su personal, que comprenden las necesidades de cada sector y las tendencias, así como la presencia internacional a través de consultoras en más de 45 países, que son quienes ayudan a ejecutar los proyectos», apuntó.

El director gerente de Aragón Exterior resumió en cifras los 10 años de actividad de esta empresa pública: «Hemos apoyado a más de 1.200 empresas, hemos ayudado a desarrollar más de 5.000 proyectos en 95 países, hemos atendido a 380 empresas extranjeras desde el área de atracción de inversiones y 31 de ellas se han implantado en Aragón, creando cientos de puestos de trabajo».

Entre sus acciones para la internacionalización, Aragón Exterior organiza jornadas y eventos; actividades para la promoción sectorial en ferias y eventos internacionales, misiones comerciales y networking; proyectos personalizados e internacionalización de la innovación (proyectos de consultoría a medida cofinanciados al 30% como estudios de mercado, agendas de contacto, recursos humanos, asuntos administrativos…) e internacionalización de la innovación.

¿Qué actividades va a realizar Aragón Exterior en 2016? Martínez de Albornoz señaló que su plan de acción se fundamenta por cuatro principios: mercados y sectores prioritarios, servicios especializados, cooperación transversal con otros organismos y comunicación.

En 2016, Aragón Exterior organizará 47 jornadas y eventos para un total de 800 empresasEl primer punto se centra en mercados de interés. «El mundo crecerá alrededor de un 3,2% en 2016 (y 3,5% en 2017). Es un entorno positivo para el comercio internacional con impactos en base a tres factores: las economías avanzadas estamos con una política expansiva; menor precio de los carburantes y otras materias primas; y la transición en China hacia una economía de consumo». En este contexto fue analizando distintas regiones del mundo y sus fortalezas y potencial de negocio.

En 2016, Aragón Exterior organizará 47 jornadas y eventos para un total de 800 empresas, entre las que se incluyen las sesiones “Primer contacto país” (25 sesiones en las que las empresas interesadas en un mercado contactan con delegados de Arex en ese país); 12 Desayunos Arex Network y 10 jornadas por todo el territorio aragonés.

Respecto a los servicios especializados, Aragón Exterior organizará acciones concretas para los clusters y empresas de los sectores agroalimentario, salud, TIC, energía y medio ambiente, automoción, agroganadero, turismo y logística. Con los proyectos personalizados esperan atender a cerca de 300 empresas.

Además, desarrollarán acciones enfocadas a la innovación para ayudar a conseguir fondos europeos con Instrumento Pyme y proyectos de innovación sectorial.

«Las Cámaras regulan el comercio internacional en el mundo»

Manuel Teruel, presidente del Consejo Aragonés de Cámaras y de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Zaragoza, fue el encargado de explicar en qué consiste el Plan Cameral de Internacionalización y destacó que por primera vez en Aragón «se hace una presentación coordinada de los recursos para la internacionalización». Teruel comenzó su intervención explicando el papel de las Cámaras en el mundo: «Las Cámaras de Comercio son quienes regulan el comercio internacional, los Incoterms y los créditos documentarios. Además emiten documentos imprescindibles para el comercio exterior y, cuando hay un vacío legal, son quienes intervienen. Realizan un papel de arbitraje y mediación imprescindible».

«Tanto la nueva Ley de Cámaras de Comercio de 2014 como la Ley de Cámaras de Aragón refuerzan nuestro papel institucional en el desarrollo de las empresas y en la colaboración con las Administraciones al servicio de los intereses generales de España y de Aragón. La Ley de Cámaras nos marca cuatro actuaciones y una de ellas es el Plan de Internacionalización, que pretende que todas las acciones que se hagan con terceros países cuente con cierta regulación.

Teruel lanzó el Objetivo 20: que en 2020 alrededor de un millar de empresas exporten de manera permanente y contar con un censo estable de más de 2.000Teruel quiso destacar el concepto de multilocalización como evolución necesaria en los procesos de internacionalización: «Debemos centrarnos en las pymes que pueden consolidarse y en las empresas que tiene que multilocalizarse. Es imposible competir con componentes del entorno, por lo que parte de nuestras piezas las tenemos que realizar en países de destino. El valor añadido se debe quedar aquí y los costes bajos se deben compensar en terceros países».

Teruel explicó además el Objetivo 20: que en 2020 alrededor de un millar de empresas exporten de manera permanente y contar con un censo estable de más de 2.000. Buscando este objetivo, el presidente del Consejo Aragonés de Cámaras explicó en qué consiste el Plan Cameral de Internacionalización, coordinado con el Gobierno de Aragón. El programa establece sus acciones de forma específica en función de los perfiles detectados:

  • Empresas de preiniciación: pymes y micropymes que no exportan o lo hacen de manera esporádica.
  • Empresas de iniciación: compañías con un diagnóstico de potencial exportador positivo y que han alcanzado en su último año un volumen de entre 25.000 y 50.000 euros.
  • Empresas en consolidación: que no exportan de forma regular o que tienen capacidad para incrementar sus ventas actuales al exterior.
  • Empresas consolidadas: las que exportan de forma regular y con un volumen significativo, además de disponer de capacidad inversora para abordar etapas avanzadas del proceso de internacionalización.

A su vez, el Plan Cameral de Internacionalización contempla 5 ejes estratégicos:

  • Identificación de las empresas con capacidad de internacionalizarse.
  • Fomento de la cultura de la internacionalización entre la sociedad civil y la empresarial.
  • Impulso al acceso de las empresas aragonesas a los mercados exteriores y su consolidación internacional
  • Desarrollo de planes de actuación para agrupaciones de empresas, según sectores y países de oportunidad.
  • Formación de capital humano para la internacionalización, innovación y mejora de la competitividad.

Estas acciones se completarán con jornadas de iniciación y de sensibilización, elaboración de diagnósticos de potencial exportador, talleres de operativa internacional, cursos de formación y sesiones informativas sobre mercados, entre otras iniciativas.

Teruel recordó además que las Cámaras de Comercio aragonesas organizan 13 misiones comerciales en 2016 a 20 países estratégicos y que han diseñado 1.200 acciones en las que participarán 1.500 empresas. «Además, estamos dentro del plan de internacionalización central, lo que significa que cualquier empresa aragonesa puede participar en cualquier acción de otras Cámaras de toda España en igualdad de condiciones». El presidente del Consejo Aragonés de Cámaras también señaló que las empresas tienen a su disposición Asitel, el servicio de traducción e interpretación que cuenta con un censo de 30 idiomas y ofrece servicios hasta de traducción jurada.

Por último, Teruel quiso destacar el Club Cámara Internacional. Entre las ventajas que aporta a las empresas, el presidente de la Cámara de Zaragoza señaló que cada socio cuenta con un gestor personal que les ayuda al desarrollo de catálogos, certificaciones, alarmas de novedades legislativas…, asistencia a actos con embajadores, bonificaciones en servicios y, «el valor más importante», networking entre empresas para que creen sinergias y compartan experiencias sobre otros países.

La experiencia de Scati y Bodegas San Valero

La jornada también contó con la participación de los verdaderos protagonistas del Plan de Apoyo a la Internacionalización, las empresas, representadas en la cita por dos compañías aragonesas con fuerte presencia internacional: Scati, especializada en sistemas de videovigilancia, y Bodegas San Valero.

De izquierda a derecha: Benito Cuezva, director general de Scati, Fernando Fernández Cuello, director general de Industria, Pymes, Comercio y Artesanía del Gobierno de Aragón, y Pedro Fatás, director general de Bodegas San Valero.

De izquierda a derecha: Benito Cuezva, director general de Scati, Fernando Fernández Cuello, director general de Industria, Pymes, Comercio y Artesanía del Gobierno de Aragón, y Pedro Fatás, director general de Bodegas San Valero.

Scati sumó una facturación de 42 millones de euros entre 2010 y 2015 y el 70% de su negocio procede de los mercados internacionales. La firma zaragozana cuenta con filiales en México, Colombia y Brasil -la compañía es un referente en el sector financiero de Latinoamérica- y una red de partners en países como Marruecos, Argentina o Chile, entre otros. La empresa comenzó su actividad en 1998 y en 2001 iniciaron su internacionalización entrando en el mercado mexicano gracias al efecto tractor de las multinacionales españolas. A partir de 2005 abrieron filiales en México y Colombia y empezaron su incursión en Brasil. En 2013 se produjo la consolidación definitiva de su proceso de internacionalización, con trabajadores en cada uno de los países y el desarrollo de red de delegados comerciales. «Desde 2014 consolidamos el modelo no basado en la exportación, sino en la multilocalización, actuando como empresa del propio país donde operamos», señaló en la jornada Benito Cuezva, director general de Scati.

Cuezva enumeró los que, según su experiencia, son los retos a los que se deben enfrentar las empresas exportadoras: la adaptación de los productos a los entornos concretos en cada uno de los países; las barreras internas de la compañía (formación técnica y recursos humanos, disponibilidad para viajar); aspectos técnicos y legales (cambios normativos y legislativos, certificados de origen y aspectos logísticos); aspectos económicos (tipo de cambio, seguros, impuestos en destino…); la prospección de mercados (rentabilidad y viabilidad de instalarse en un lugar u otro); y los servicios (relación con los clientes, diferencia horaria, culturas y estilos de vida diferentes).

Fatás (Bodegas San Valero): «A medida que hemos ido avanzando hemos sido capaces de aportar más valor y de traerlo a casa»La otra firma que presentó su experiencia en mercados internacionales fue Bodegas San Valero (BSV), que exporta sus vinos desde hace más de 25 años. Fundada en 1944, cuenta con más de 700 socios y 100 trabajadores. Con una producción anual de 16 millones de litros, vende más de 10 millones de botellas al año y sus caldos llegan a 25 países. Pedro Fatás, director general de Bodegas San Valero, explicó que la internacionalización ha supuesto incluso un cambio interno en la compañía, superando las barreras que diferenciaban el mercado nacional del exterior. «La reflexión general es que necesitamos un cambio cultural: la internacionalización es una actitud. Necesitamos conocer el valor de lo que producimos en nuestra tierra para los mercados a los que vamos. Ahí están los beneficios potenciales y en esa carrera nos hemos apoyado en todas las instituciones».

¿Cómo comenzó la internacionalización de BSV? «En nuestro caso nos vinieron a buscar, lo cual es un síntoma de que algo estás haciendo bien. A medida que hemos ido avanzando hemos sido capaces de aportar más valor y de traerlo a casa. Cuando uno comienza el camino de la eficiencia es muy difícil volver atrás», apuntó Fatás.

El director general de BSV defendió la importancia de contar con competidores -nacionales e internacionales- para mejorar continuamente: «La competencia nos ha hecho llegar a donde estamos. No solo debemos medirnos con nuestra competencia regional, sino global. Debemos saber cómo consiguen más valor y cómo lo hacen, conocer otros modelos internacionales. Tenemos más exigencia en la competitividad, que acaba convirtiéndonos en mejores empresas, con procesos más adecuados. Internacionalizar es más que exportar: es ventas, competitividad e innovación. Nuestro mercado es el mundo».

El responsable de BSV recordó cómo colaboraron con Arex para la apertura de su oficina en Shanghai. «Necesitábamos saber cómo buscar a alguien allí que nos diese confianza para trasladarle la cartera y contar con un marco jurídico adecuado. Así es como ha nacido el networking conjunto entre el equipo de Arex y BSV».

Fatás, sin embargo, no quiso dejar de recordar la importancia de seguir prestando atención a los mercados más próximos: «Tenemos que ser fuertes en Aragón, España y la Unión Europea para poder trabajar más lejos». «Existe un mercado ahí fuera. Hay que analizarlo, ver nuestro potencial competitivo real, utilizar las herramientas adecuadas para cada momento y no poner toda la fe en las ayudas», concluyó.