Con una inversión de un millón de euros para construir su sexto módulo en Mercazaragoza, espera vender 500 kilogramos de este producto en 2018

La empresa aragonesa Patatas Gómez continúa con su expansión en los mercados nacionales e internacionales. Hace un año entraron de lleno en el mercado de distribución de trufa “100% aragonesa” y, tras varios meses de contactos con empresarios japoneses, la próxima semana comenzarán a llevar este producto al país nipón.

De hecho, el director comercial de la compañía, Eduardo Ramos, ha afirmado que ellos mismos han tenido que frenar a los asiáticos. “Nos están pidiendo trufa ya. Somos nosotros los que les estamos parando los pies porque ahora la trufa no tiene ese punto de maduración para hacerla exportable”, ha asegurado.

Japón, y concretamente Tokio, siempre ha sido uno de los países marcados en rojo por los gerentes de la empresa. No en vano, se trata de un mercado “brutal” de 120 millones de habitantes que ya consume trufa española pero distribuida por franceses. “Toda la trufa que se consume en Japón la mandan los franceses pero la compran en Sarrión. Ellos han tenido siempre el consumo y la venta pero sus árboles ahora se están quedando viejos. Si mandamos directamente la trufa a Japón, seremos supercompetitivos”, ha señalado.

Uno de los problemas que se encontraron a la hora de comercializar la trufa fue la falta de proveedores de este producto. “En el mundo de la distribución, el problema es encontrar clientes porque sobran proveedores. El sector trufero, además de estar cerrado, ha estado muy maleducado. Cuando tienes un producto que siempre está vendido, no te preocupas de dar valor añadido. Uno de los problemas fue conseguir continuidad de producto y truficultores que nos la vendieran”, ha indicado Ramos. Así, a través de la marca Trufato, han conseguido darle ese valor añadido asegurando calidad y “unificando las trufas”, es decir, que el producto que se vende sea homogénea en cuanto a calidad y peso.

Durante este primer año de ventas, Patatas Gómez ha distribuido alrededor de 100 kilogramos de trufa, principalmente a restaurantes. Ahora, una vez entrados en el mercado exterior, han elevado su objetivo hasta los 500 kilogramos durante 2018. “Gracias a las redes sociales y al canal online, disponemos de una base de datos de 6.000 clientes que creemos que pueden ser potenciales para comprarnos trufa”, ha mantenido el director comercial de la compañía.

Sin perder de vista la patata

Pese a la difusión que quieren dar a la trufa, la empresa no pierde de vista el producto matriz de sus 50 años de vida: la patata. Con una facturación de ocho millones de euros y 20.000 toneladas, durante los tres próximos años realizarán una inversión de un millón de euros para construir su sexto módulo en Mercazaragoza, que permitirá ampliar más de 2.000 toneladas de capacidad frigorífica, e incorporar una nueva maquinaria cepilladora para las patatas.

Para Patatas Gómez, “Mercazaragoza siempre ha sido nuestro pulmón. El Trufato nos hace posicionarnos en la distribución pero la filosofía siempre ha sido atender al pequeño cliente: el detallista, el frutero, el restaurante… Es el que le vemos la cara todos los días y el que nos exige no cometer error en la calidad”.

Actualmente, tras una inversión de mil millones de pesetas en el año 1995, disponen de una instalación preparada para lavar y procesar unos 25.000 kilogramos/hora de patata, aunque “estamos preparados para triplicar nuestra producción”. “Solo tendríamos que contratar más personal para triplicar nuestra producción”, ha manifestado Ramos. Sin embargo, la ampliación de la plantilla estará en función del crecimiento de la cartera de clientes en los próximos años.

Al contrario que en el caso de la trufa, su punto de mira en el mercado de la patata está puesto dentro de las fronteras. “En el año 95, lo que nos ayudó a liquidar el préstamo fue la exportación a Inglaterra hasta el año 2000. En ese momento, en Aragón se cultivaban casi 3.000 hectáreas de patatas. Ahora estamos en 400. Estamos preparados para exportar pero estamos centrados en el mercado nacional y aragonés”, ha comentado el director comercial.