El director comercial de Mondo Ibérica explica la evolución de la compañía en los últimos años, así como sus proyectos y planes de futuro. Reconoce la importancia de África como mercado de futuro

Mariano Chicot es el director comercial de Mondo Ibérica

Mariano Chicot forma parte de la plantilla de Mondo Ibérica, división española de la multinacional italiana Mondo, desde 1991. Desde entonces ha visto cambiar y transformarse a una compañía que nació al abrigo de los Juegos Olímpicos de Barcelona ´92.

Chicot es hoy director comercial de una empresa que busca volver a crecer, tras pasar unos años complicados con la crisis económica. Ahora su propósito, insiste, es pasar del asentamiento al crecimiento, tanto en España como en otros países del entorno, y en especial en África.

PREGUNTA.– ¿Qué momento vive Mondo Ibérica?
RESPUESTA.– Después de unos años de crisis, y de un año como el pasado de estabilización, en estos momentos podemos afirmar que en Mondo Ibérica volvemos a crecer. Estamos muy satisfechos con el desarrollo de esta última etapa.

 P.- ¿Qué nivel de empleo y producción tienen?
 R.- Entre nuestras dos sedes en Aragón, el centro productivo de césped artificial en Borja, Mondo Tufting, y en la central de Zaragoza, en el polígono de Malpica, estaremos unas 130 personas, que podemos dividir al 50% en las dos ubicaciones. A lo que se unen nuestra red de delegados y comerciales.

 P.- ¿En qué proyectos trabajan actualmente?
 R.– En estos momentos para nosotros hay tres proyectos de gran importancia, tanto por el volumen como por el significado que tienen. Uno de ellos es la ejecución de la pista hidráulica de atletismo de Orense, que nos lleva a posicionarnos como el único país que tiene tres pistas de este tipo para atletismo. Se hizo una hace tiempo en Valencia, otra en Antequera y ésta en Orense, para indoor que estará al máximo nivel.

Pero también hay otros dos proyectos importantes este año. Por una parte en Kenia, donde hemos sido adjudicatarios de tres pistas de atletismo y su equipamiento completo para la realización de los Campeonatos del Mundo de Atletismo Sub-18. Y por otra parte en Costa de Marfil, donde hemos tenido la satisfacción de ser adjudicatarios tanto para las pistas de atletismo y el equipamiento como para la realización del pavimento de un polideportivo y la parte electrónica, que servirán para albergar pruebas de los Juegos de la Francofonía.

 P.- ¿Qué intenciones tienen para el futuro?
 R.– En estos momentos, nuestro trabajo fundamental es crecer y consolidarnos en España en las diferentes unidades de negocio que tenemos. Y también, después de estos dos proyectos en África, consolidarnos allí definitivamente, aunque África es muy compleja tanto por su situación geopolítica como por otros aspectos que influyen en las dificultades comerciales. Esa es una de nuestras aspiraciones, asentarnos y seguir creciendo.

P.- Juegos Olímpicos y Mondo, Mondo y Juegos Olímpicos… Sus materiales han sido escenario o parte de grandes éxitos del deporte mundial.
 R.- Es muy importante. Primero porque da una satisfacción especial que cantidad de equipamientos estén realizados en Aragón, que Zaragoza sea lugar de una de las fábricas más importantes de equipamiento deportivo, suministrando a estas citas olímpicas. Por ejemplo, en el último caso, en Río, hemos podido suministrar toda la parte de equipamiento de atletismo, al mismo tiempo que las pistas del Estadio Olímpico y las pistas de entrenamiento, estas fabricadas en Italia.

 P.- ¿Qué peso tiene la exportación para Mondo Ibérica?
 R.- En la división española tiene un peso importante que podríamos calcular, en el caso del año pasado, en un 52% para la exportación, en la fábrica de césped artificial, y en el caso de Mondo Ibérica, con un 20% de nuestra facturación.

 P.- ¿Cómo han conseguido ser una referencia?
R.- Creo que hay un aspecto fundamental, y que valoramos mucho en la empresa y con el que estamos plenamente satisfechos y es el equipo humano con el que contamos. No deja de sorprendernos la capacidad de reacción, con la situación pasada, como su formación para la producción y la venta.

 P.- ¿Qué papel cumple la investigación para ustedes?
 R.- Cumple un papel importantísimo. Para nosotros es tremendamente importante porque en el mercado del deporte se está en constante evolución por los cambios e innovaciones, y especialmente en lo que se refiere al reglamento y sus consecuencias. Eso nos lleva a que estemos constantemente modificando nuestros productos para que sean acordes a las exigencias de las federaciones internacionales

En el caso del césped artificial si no tuvieras una buena ayuda para la investigación y el desarrollo del producto podríamos decir que estás muerto. Se requiere una constante innovación y no hay mes en el que no tengamos algo nuevo que poder presentar al mercado.

 P.- ¿Cuál es la situación en Aragón?
 R.- Hay un importante equipo para el equipamiento deportivo, donde hay una serie de personas trabajando constantemente en la remodelación y creación de nuevos productos necesarios para estar en el nivel que se nos requiere para unos juegos olímpicos o un campeonato del mundo. Y en Mondo Tufting en Borja, podemos asegurar que el laboratorio está a la altura de cualquier homologación del césped que se utilizan para cualquier disciplina.

 P.- ¿Cuál es su deseo para los próximos años?
 R. A corto plazo hay un deseo importante y es que lanzamos este mes de junio el nuevo césped artificial para hockey, donde tenemos puestas unas grandes esperanzas de poder abordar un nuevo sector en el que no habíamos entrado. En ese sentido, vamos buscando nuevos nichos que antes nos faltaban.