La recuperación productiva se debió principalmente a un excelente año agrícola, al consumo de las familias, a la recuperación de la demanda en la construcción y a un nuevo récord de la cifra de exportaciones

La Cámara de Comercio de Zaragoza pide no dejar en manos de la exportación, exclusivamente, el crecimiento económico de Aragón y apostar por la demanda interna. Para ello se requiere un aumento salarial liderado por las empresas más productivas. Estas pertenecen al sector de la logística, la industria agroalimentaria y la sanidad y los servicios sociales.

“La economía aragonesa ha optado por ellos como especialización y son sectores de futuro” si se miran indicadores como la rentabilidad, la productividad, el comercio internacional y evolución de la demanda. “El resto no tiene ese perfil porque han sufrido mucho más con la crisis, tienen demasiadas cicatrices”, ha explicado este viernes el catedrático de Análisis Económico de la Universidad de Zaragoza Marcos Sanso, durante la presentación del Informe Económico de Aragón de 2016 en la Cámara de Comercio de Zaragoza.

El informe revela también que en 2016 el crecimiento de Aragón se mantuvo demasiado rezagado respecto al registrado a nivel nacional: un 2,7% frente al 3,2%. La tendencia es que se mantenga este 2017. “Que ocurra un año aislado no es problema, pero que el resultado se repita por segundo año revela una falta de dinamismo que es deseable corregir”, reza el informe. A pesar de este dato, Aragón sigue siendo la quinta Comunidad Autónoma en términos de renta por habitante (seguida de Madrid, País Vasco, Navarra y Cataluña).

Preocupa especialmente el sector de la industria, donde cae la actividad y el empleo. El director general de la Cámara de Comercio, José Miguel Sánchez, reclama un Plan Industrial 2018-2020, similar al del País Vasco, para que este sector, clave en la Comunidad, recupere protagonismo. El apoyo a la competitividad de las pymes, insistir en la internacionalización y la industria 4.0 como eje horizontal son algunos de los puntos que debería contemplar este plan. Sánchez ha apostado además por generar empleo de calidad: “No creemos que el tipo de contratación que se da en estos momentos sea muy positivo para la economía”.

SE CONFIRMA LA RECUPERACIÓN

En términos de rentabilidad, “se confirma la recuperación de 2014”, ha explicado Sanso, y el año pasado se alcanzó un dato del 2,27%. “Es un nivel que no se alcanzaba desde antes de la crisis”, ha agregado.

La productividad se sigue acercando a los niveles previos a la crisis, pero cinco sectores siguen en terreno negativo (el sector inmobiliario, la construcción, la hostelería, las actividades artísticas y de entretenimiento y el metal).  Esta recuperación productiva se debió principalmente a un excelente año agrícola, al consumo de las familias, a la recuperación de la demanda en la construcción y a un nuevo récord de la cifra de exportaciones.

Otro dato que destaca favorablemente en el informe es que la población activa ha crecido en 2016. El informe se presentará a las empresas el lunes, 11 de septiembre, a las 18.00 horas, en la que la economista zaragozana Eva Valle, directora de la Oficina Económica del Presidente del Gobierno, ofrecerá una ponencia sobre la situación de la economía española. En la sesión también intervendrán Manuel Teruel, presidente de la Fundación Basilio Paraíso y de la Cámara de Zaragoza; Francisco Serrano-Gil de Albornoz, secretario general de Ibercaja Banco, y el profesor Marcos Sanso. La consejera de Economía del Gobierno de Aragón, Marta Gastón, clausurará el acto.