Incorporarse a un mercado internacional es algo natural que amplía tanto la existencia como los clientes de una empresa. Sin embargo, sin conocimientos en la materia, la internacionalización es harto compleja. Por ello, ¿y si una empresa decide formar a un técnico para potenciar su presencia en el exterior?

La internacionalización de una empresa es clave para conseguir todos los clientes que ofrece la globalización. Y ese es el objetivo de la cuarta edición del Programa Experto en Comercio y Management Internacional (PECMI) con el que la Cámara de Comercio de Zaragoza pretende formar a diferentes responsables de diversas empresas, pymes especialmente, para la apertura y consolidación de nuevos mercados.

Durante 60 horas presenciales y 185 horas de e-learning tutorizado, las empresas participan en una consultoría formativa pensada para “mandos intermedios o directivos que pueden estar mucho tiempo de viaje”, explica la directora del Área de Formación y Empleo de la Cámara de Comercio de Zaragoza, Pilar Fernández Llera. “Minimizamos las horas, pero impartimos un programa completo”, prosigue, “formamos personas más útiles”.

La misma opinión comparten los antiguos alumnos de anteriores ediciones, quienes “han aportado comentarios muy positivos tras realizar el curso”, añade el director académico del Programa, José Miguel Guinda. “En una economía tan globalizada es imprescindible actualizar tanto la parte comercial como la de aprovisionamiento de una empresa”, continúa.

Sobre todo, hablando de Aragón. Noé Mateo, alumno de la tercera edición y director de oficina de Caja Rural Teruel, define su decisión de realizar el curso por “el despoblamiento que tiene Teruel”, la provincia en la que vive. “En zonas tan deshabitadas es imprescindible este curso y una solución de futuro”. La búsqueda de nuevos clientes es algo vital “aparte de para incrementar su negocio, para que no tengan que cerrar”, apunta Guinda.

Desde técnicos del departamento de Logística hasta el Financiero pueden participar en esta formación en la que se estudia, además de la normativa internacional, la búsqueda y recopilación de datos de mercados de destino, la planificación y el desarrollo de las ventas, la promoción internacional, la interpretación del tránsito aduanero, la gestión de cobro, los riesgos de operar en mercados internacionales…

El objetivo es que los técnicos bajen al terreno; por un lado para conocer el desarrollo operativo de la manera más completa posible y, por otro, porque a través de un proceso tutorado, satisfacen una necesidad concreta de una empresa. Se hace a través del proyecto final. “Mi trabajo consistía en crear una empresa, al completo, que exportara productos agroalimentarios”, explica Noé Mateo.

“El objetivo final de esta formación es modelar útiles para su empresa”, explica Pilar Fernández, por ello, el requisito fundamental es “aplicar los conocimientos a su propia compañía”.

Por ello, si bien no es necesaria la experiencia, “conocer tu empresa es fundamental”. Los mandos intermedios y directivos del área comercial o logística son, principalmente, los que se terminan convirtiendo en técnicos de exportación. Sin embargo, “cualquier área que vea necesario ese conocimiento tiene cabida en este programa”, aporta Pilar Fernández.

“Queremos principalmente orientar a personas con experiencia”, opina el director académico, por ello, “enseñamos a aplicar casos prácticos a su empresa”, añade. Inditex, BHS y Pikolin recibirán, a lo largo de los cinco meses que dura el curso, la visita de todos los inscritos, quienes podrán comprobar, de primera mano, el proceso logístico y de venta exterior de todas estas empresas.

“No queremos perdernos en temas teóricos”, insiste Pilar Fernández. “Desde el origen, abordamos de manera muy profunda lo que todas las empresas necesitan para exportar”. “Los mercados ya no son locales, sino globales, y estar en un mercado local limita la existencia de una empresa”, sentencia Pilar Fernández.

Más información

Inscripciones

Laura García: lgarcia@camarazaragoza.com 976 30 61 74