Artículo

Las Cámaras europeas piden a las empresas que se preparen para un Brexit sin acuerdo

La Comisión Europea ha lanzado una campaña con información sobre las aduanas y la fiscalidad indirecta ante la inminente salida de Reino Unido

La Comisión Europea ha puesto en marcha una campaña para preparar a las empresas de cara a un Brexit sin acuerdo, con el fin de garantizar una transición lo más fluida posible a partir del 30 de marzo, cuando el Reino Unido se convertirá, previsiblemente, en un país tercero.

El presidente de Eurochambres, Christophe Leitl, ha reconocido como un buen ejemplo de campaña informativa la que han llevado a cabo la Cámara de Comercio de España, la Secretaría de Estado de Comercio y la Dirección General de Aduanas, con unas charlas sobre las consecuencias de la salida de Reino Unido de la Unión Europea y una serie de fichas informativas sobre los efectos del Brexit  muy prácticas, sobre todo para aquellas pequeñas y medianas empresas que deben preparar planes de contingencia.

«El riesgo de un Brexit sin acuerdo es muy alto y es fundamental proteger a nuestros consumidores y nuestro mercado interior. Esto depende en gran parte de la capacidad de las empresas que comercian con el Reino Unido para adaptarse rápidamente a las normas aduaneras que se aplicarán desde el primer día», explica Pierre Moscovici, comisario de Asuntos Económicos y Financieros, Fiscalidad y Aduanas de la Unión Europea.

Con el objetivo de prepararse para un, cada vez más seguro, Brexit sin acuerdo, las empresas deben  valorar si cuentan con la capacidad técnica y humana necesria para lidiar con las nuevas normas y procedimientos aduaneros, así como estudiar la obtención de autorizaciones y registros aduaneros para facilitar su actividad comercial si el Reino Unido forma parte de su cadena de suministro. La Comisión recomienda a las empresas que, para conocer otras medidas que deberán adoptar, se pongan en contacto con la autoridad aduanera nacional.

Además, las compañías pueden consultar una serie de documentos, incluida una simple lista de control con cinco etapas, con un resumen de las medidas que deben tomarse, y que está disponible en todas las lenguas d ela Unión Europea.

Las empresas deben  valorar si cuentan con la capacidad técnica y humana necesria para lidiar con las nuevas normas y procedimientos aduanero.

La ratificación del acuerdo de retirada sigue siendo el objetivo prioritario de la Comisión, pero no es segura su ratificación, por lo que la Comisión ha instado reiteradamente a los ciudadanos, empresas y estados miembros a que se preparen para todas las situaciones posibles y planeen respuestas para paliar riesgos. Si el acuerdo de retirada se ratifica antes del 30 de marzo, el Derecho de la UE dejará de aplicarse al y en el Reino Unido el 1 de enero de 2021. En caso contrario, no habrá periodo transitorio y la ruptura será total desde el mismo 30 de marzo.

A raíz de los llamamientos del Consejo Europeo de noviembre y diciembre de 2018 para intensificar el trabajo de preparación a todos los niveles, la Comisión adoptó un Plan de acción de contingencia y varias medidas legislativas también en el ámbito de las aduanas. En esta situación sin acuerdo, las mercancías con origen o destino en el Reino Unido se tratarán como importaciones y exportaciones correspondientes a un «tercer país»,  por lo que habrá trámites y controles aduaneros.

También te puede interesar

Ocho empresas aragonesas viajan a México para establecer alianzas en proyectos de Contract

La delegación empresarial se está reuniendo durante toda esta semana con importantes despachos internacionales de arquitectura, interiorismo y diseño, desarrolladores y grupos inmobiliarios. La misión comercial se integra en las acciones del Plan Contract Aragón, impulsado por Aragón Exterior (AREX) y las Cámaras de Comercio de Aragón en el marco del Plan AREX Hábitat #MadeinAragón.

Quiero recibir los casos de éxito en mi email