Red de servicios en el exterior

La iniciativa busca un apoyo firme para que las pymes aborden con garantías sus procesos de internacionalización, encontrando una auténtica representación y defensa únicas en el exterior en materia comercial

El presidente de EuroCámaras, Richard Weber, y el presidente del Consejo Superior de Cámaras de Comercio, Manuel Teruel, durante la celebración del Parlamento Europeo de Empresas.

El presidente de EuroCámaras, Richard Weber, y el presidente del Consejo Superior de Cámaras de Comercio, Manuel Teruel, durante la celebración del Parlamento Europeo de Empresas.

Las tres propuestas españolas presentadas por los vicepresidentes del Consejo Superior de Cámaras, Miquel Valls y Javier Taberna, y por el presidente de la Cámara de Comercio de Cantabria, Modesto Piñeiro, fueron votadas y aprobadas por amplia mayoría por el Parlamento Europeo de Empresas, que se celebró la semana pasada en Bruselas. El presidente del Consejo de Cámaras, Manuel Teruel, se mostró satisfecho por la acogida en Europa de las propuestas españolas, así como de la acogida de los europarlamentarios españoles durante los desayunos de la mañana.

En concreto, las tres propuestas aprobadas fueron: impulso de una Diplomacia Económica a nivel europeo, utilización de las Cámaras en las políticas y programas que faciliten la financiación de las pymes y, por último, impulsar la Formación Dual en la Unión Europea.

Tras la salida del hemiciclo, Javier Taberna, que también preside la Cámara de Comercio de Navarra, declaró que “las Cámaras de Comercio españolas hemos defendido que se implante una auténtica Diplomacia Económica europea, con una red de servicios en el exterior para las empresas comunitarias, donde la Administración Europea colabore estrechamente con las Cámaras de Comercio.” Con ello, según Taberna, “se conseguiría un apoyo firme para que las pymes abordaran con garantías sus procesos de internacionalización, encontrando una auténtica representación y defensa únicas en el exterior en materia comercial.”

Por su parte, Miquel Valls, que también preside la Cámara de Barcelona, expresó su satisfacción por la aprobación de su proposición, afirmó que “desde las Cámaras de Comercio consideramos que para conseguir el máximo aprovechamiento de las iniciativas europeas encaminadas a facilitar la financiación de las pymes del modo más eficiente y con garantías de conocimiento y utilización por parte de las empresas, es preciso contar con la participación activa de instituciones intermedias, frontera entre lo público y lo privado, como la red de Cámaras de Comercio. Por ello, hemos exhortado al Parlamento Europeo a apoyar la colaboración de los agentes camerales en los programas y políticas dirigidos a facilitar las condiciones financieras de las pymes europeas.”

Impulsar la Alianza Europea para la Formación Dual ha sido la proposición presentada por el presidente de la Cámara de Cantabria, Modesto Piñeiro. “Las Cámaras de Comercio -declaró después de la votación- queremos instar al Parlamento Europeo a apoyar y ampliar las diferentes iniciativas comunitarias emprendidas para impulsar la implantación de la formación profesional dual en la Unión. En particular, es preciso proseguir el impulso de la Alianza Europea para la Formación Dual, ampliando su alcance y recursos”. En este sentido, Piñeiro recordó que en la reunión con los europarlamentarios españoles también se ha trasladado esta propuesta y ha recordado que en la nueva Ley de Cámaras de Comercio, el legislador ha recogido la implantación en España de la Formación profesional Dual como una de las funciones principales de estas corporaciones. “Creemos que la Formación Dual y la mayor implicación de la pyme en el desarrollo de este sistema serán dos factores clave para acabar con el desempleo de los jóvenes en España”.

El presidente del Consejo de Cámaras de Comercio valoró muy positivamente los contactos que ha mantenido la delegación empresarial española durante los días que ha estado en Bruselas. “El balance es muy positivo, tanto en los encuentros que hemos mantenido con los diferentes eurodiputados como por las resoluciones españolas que han sido apoyadas en el Parlamento Europeo de Empresas. Además, salimos con una idea muy clara: para defender los intereses de las empresas y la economía españolas hay que tener una presencia más activa en Europa”.