Esta infraestructura zaragozana se consolida como la primera terminal ferroviaria de mercancías de España

Cuando se cumple un año de la puesta en funcionamiento del servicio de logística de contenedores bajo control de temperatura, denominado Canal Frío, la actividad de la Terminal Marítima de Zaragoza ha alcanzado un nuevo récord que la consolida como primera terminal ferroviaria de mercancías de España. La infraestructura zaragozana va a cerrar el año con más de 2.400 trenes y más de 350.000 Teu operados, lo que supone un aumento en su actividad de un 20% respecto al pasado año.

Una parte importante de este aumento se debe, según indican desde la Terminal, a la buena acogida que ha tenido el Canal Frío que está ofreciendo ya 4 frecuencias semanales, operado por APM Rail. El pasado año, con la puesta en marcha del Canal Frío, tmZ, cuyo máximo accionista es Mercazaragoza, se convirtió en la primera terminal marítima interior del país con capacidad de carga y transporte ferroviario con control de temperatura. Estos meses han bastado para posicionarla en el primer puesto nacional. La terminal tiene una capacidad de 60 conexiones simultáneas que en breve se van a ampliar para garantizar la capacidad de más de 2 trenes al mismo tiempo.

Las 4 frecuencias del Canal Frío se suman a las entre 18 y 20 conexiones semanales con el Puerto de Barcelona, entre 3 y 4 con el Puerto de Bilbao y 1 con el Puerto Valencia. Además tmZ fomenta el desarrollo de corredores interiores y sirve como base para un gran número de conexiones que hace “escala” o “triangulaciones” en sus instalaciones, como pueden ser tráficos que vienen de destinos tan diversos como son Burgos, Pamplona, Vitoria, Madrid, Azuqueca de Henares, Puerto de Algeciras.

DIEZ AÑOS DE DESARROLLO FERROVIARIO

La Terminal Marítima de Zaragoza es un concepto de puerto interior desarrollado para el comercio internacional marítimo, con instalaciones ferroviarias propias en un centro neurálgico de comunicaciones terrestres.

Comenzó a funcionar en 2001 como una iniciativa conjunta del Puerto de Barcelona, que buscaba ampliar su hinterland y Mercazaragoza, que trabajaba en la creación de su plataforma logística agroalimentaria exportadora. A partir 2007 se dotó a la infraestructura ferroviarias y desde entonces su crecimiento ha sido continuo. Son socios del proyecto también el Gobierno de Aragón y empresas y operadores privados.

En su modelo de gestión destaca la división entre la empresa gestora de infraestructuras ( tmZ) y la operadora ( tmZ Services), de la que forman parte las más importantes terminalistas mundiales, como son APM TERMINALS y Hutchinson Port Holdings.