La DGA ha anunciado la licitación del proyecto para la nueva estación, que incluye también la urbanización integral y la rehabilitación del edificio principal, que, en una segunda fase, estarán finalizadas en 2021

La futura estación de Canfranc y el paso de las nuevas vías estarán listas para 2019. El Gobierno de Aragón ha anunciado la licitación del proyecto para la nueva Estación, que incluye también la urbanización integral y la rehabilitación del edificio principal, que, en una segunda fase, estarán finalizadas en 2021. Una noticia que ha llegado después de que el Consejo de Administración de Suelo y Vivienda de Aragon aprobara para su ejecución un contrato de casi 27 millones de euros, cuyo coste será asumido por la DGA. Desde ahora se abre plazo para la presentación de ofertas, que finalizará el próximo 27 de octubre, y las obras comenzarán en el tercer trimestre del año que viene.

A partir de la semana que viene ya se podrán consultar los pliegos. El consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, ha indicado que es importante que haya un vínculo entre la construcción y las obras y el uso del edificio central. Ha indicado que ya se ha producido interés por parte de algunas empresas y confía en que aumentará una vez se conozca el proyecto y las condiciones.

El Gobierno afrontará los gastos aportando 22 millones en metálico, y los casi cinco restantes en especie a la empresa ejecutora del proyecto con cuatro parcelas, que serán destinada a edificacion de viviendas. Además, por una cuestión práctica, será una sola empresa la que se encargue de gestionar las nuevas instalaciones. El consejero ha señalado que van a licitar y adjudicar de forma conjunta, “a un solo adjudicatario, todas las actuaciones necesarias para que la Estación de Canfranc, y su entorno, vuelvan a llenarse de vida y de futuro”.

El consejero ha explicado que el proceso de recuperación comenzará con “la ejecución de las obras de la nueva estación y la nueva playa de vías, que garantice la reapertura de la línea ferroviaria al tráfico internacional”. Tras estos trabajos se llevará a cabo “la urbanización de la explanada de la Estación, convertida en una gran plaza ciudadana, y la rehabilitación del edificio de la Estación Internacional con destino a uso hotelero, comercial y demás usos complementarios autorizados en el Plan Parcial”. Por último, el arrendamiento de la Estación Internacional para su explotación para esos usos.

A partir de ahora, las primeras actuaciones tendrán que ser las relacionadas con garantizar el tránsito ferroviario internacional. La construcción de la nueva estación, presupuestada en algo más de 2,2 millones de euros sin IVA, y la construcción del nuevo haz de vías, que permita recuperar el tránsito internacional. Se realizará según el proyecto de ADIF de 2007 y tiene que ser actualizado.