El Puerto de Valencia ha anunciado una inversión de 50 millones de euros por parte de la Autoridad Portuaria de Valencia para la mejora de la línea ferroviaria Zaragoza – Teruel – Sagunto a través del Fondo Financiero de Accesibilidad Terrestre Portuaria que permite a las autoridades portuarias realizar inversiones para la mejora de su conectividad terrestre. Esta partida se incluirá en el Plan de Inversiones de la Autoridad Portuaria de Valencia.

El anuncio se ha realizado durante la visita del Presidente de Aragón, Javier Lambán, a Valencia para mantener la tercera reunión con su homólogo Ximo Puig en esta legislatura, tras la visita de este último a Zaragoza y el encuentro en Monroyo el pasado mes de junio.⁠⁠⁠

Estos 50 millones se suman a las cantidades ya aprobadas con anterioridad y destinadas a la mejora de los apartaderos para las mercancías (13 M€ recientemente), así como a las inversiones destinadas al acceso ferroviario al Puerto de Sagunto y Parc Sagunt (31M€ – de los cuales 11 M€ a través de fondos FEDER – y 3 M€ para Parc Sagunt), todas ellas a cargo de la Autoridad Portuaria de Valencia.

«La inversión del Puerto de Valencia en la línea ferroviaria es un espaldarazo para Aragón Plataforma Logística», ha asegurado Javier Lambán, al tiempo que su homólogo valenciano una forma de vertebrar dos territorios con gran actividad comercial y un gran peso logístico y conectarla con el corredor Cantábrico, alrededor de un área de influencia del 33,4% del PIB. Ximo Puig no ha dudado en calificar de «poco razonable que la tercera y cuarta ciudad españolas no estén actualmente conectadas», y aplaude esta actuación que redundará en la conexión ferroviaria Zaragoza-Sagunto-Valencia.

Ambos presidentes han anunciado que van a solicitar una reunión conjunta con el ministro de Fomento, con el fin de pedir que se facilite la implicación de Adif y se completen las inversiones necesarias.

El Puerto de Valencia es un activo y un pilar fundamental para la economía de la Comunidad Valenciana y supone una herramienta de mejora de la competitividad para las empresas pero la actuación que se presenta tiene como objetivo fortalecer la conectividad de los Puertos de Valencia y Sagunto, teniendo en cuenta que Aragón es un nodo logístico terrestre de primer orden y Valencia el principal nodo logístico marítimo del mediterráneo.

El Presidente de Aragón, Javier Lambán, ha anunciado también que Teruel acogerá una cumbre para impulsar el corredor Cantábrico-Mediterráneo, a la que invitarán a las comunidades afectadas y ha asegurado que actuaciones como la anunciada son el «relato de una España federal en red y no radial como hasta ahora».

Inversión decisiva pero no definitiva

La inversión anunciada, siendo importante, no es definitiva, ya que como ha explicado presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, Aurelio Martínez, el estudio realizado hace años para hacer practicable esta vía requiere una inversión total de 350 millones de euros, de los que 160 corresponden a electrificación. Con las inversiones realizadas más los 50 millones anunciados para el próximo año, quedarían aún 100 millones de euros pendientes para mejorar esta conexión que según Martínez, «está peor ahora que en los años 30» y que busca «actuar en 15 puntos críticos y evitar que los trenes se queden parados o que en algunos tramos circulen a 20 km/hora».

La fuerte competencia entre puertos obliga a buscar mayores sinergias y reducción de costes. Esta actuación permite tener opción al mercado, no solo de Aragón y Valle del Ebro, sino también de la cornisa cantábrica.

La línea Sagunto – Teruel – Zaragoza, supone un enlace ferroviario directo con el norte peninsular desde el Mediterráneo, llamado a cobrar protagonismo en el contexto de las actuaciones del Corredor Mediterráneo como un ramal del mismo. Supone la vertebración de dos territorios con gran actividad comercial y con un enorme peso y potencial logístico y contribuye a superar el desequilibrio de que la tercera y cuarta ciudad de España tuviesen una conexión ferroviaria enormemente deficiente.

Aunque siguen sin resolverse todos los problemas que la línea presenta actualmente, se garantizan las condiciones mínimas de seguridad y fiabilidad que los operadores de mercancías requieren. Supondrá asimismo, de forma indirecta, una mejora en el servicio a los pasajeros que podrán ver reducida en casi una hora el trayecto de 140 kilómetros que actualmente cuesta casi cinco horas en recorrerse.

La mejora de esta infraestructura es imprescindible y beneficiosa para ambas comunidades pues favorece su competitividad tal y como se desprende de los múltiples estudios realizados por las diferentes asociaciones y confederaciones empresariales de las dos comunidades.

Los beneficios de la mejora de esta línea serán no solo económicos, sino también medioambientales. El “no uso “de la línea ferroviaria, implican que se realicen 364.485 kilómetros más al año, un 87,5 % más de emisiones de CO2 y un gasto en gasóleo adicional de 1,66 millones de euros, que si esos mismos tráficos se realizaran por el Corredor ferroviario.

Avances en logística entre comunidades

Aragón trata de avanzar con sus potenciales socios del entorno en mejorar su capacidad de interconexión y la mejora de la eficiencia logística para mejorar el flujo de mercancías y atraer más empresas.

De hecho, cada reunión entre el Presidente de Aragón y sus homónimos vecinos, se avanza en acuerdos de logística, mejora de las comunicaciones o en la puesta en marcha de convenios de colaboración en diversas materias como sanidad y educación.

La primera reunión fue con Navarra con la presidenta Uxue Barkos (3/10/2015) y acordó impulsar la terminal marítima de Noain mediante la introducción de contenedores frigoríficos y la ampliación de dos a cinco conexiones por semana entre Pamplona-Zaragoza-Barcelona.

La segunda reunión se mantuvo con Cataluña con el president Carles Puigdemont (22/2/2016) y responsables del puerto de Barcelona, con quienes se acordó la construcción y financiación de doce apartaderos ferroviarios de 750 metros en la línea Barcelona-Zaragoza.

La tercera pata del proyecto es estudiar la mejora de la interconexión con Valencia/Sagunto en la reunión con el presidente Ximo Puig y el de la autoridad portuaria, Aurelio Martínez, ya que supone conectar definitivamente Zaragoza y Valencia y proyectar una conexión hasta el Cantábrico.
Los avances logísticos y de comunicación redundarán en mejorar la centralidad de Aragón logística con Plaza, la Terminal Marítima de Zaragoza y todas las plataformas.