El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna,  participará en la jornada en la que estarán presentes representantes de los puertos de Valencia, País Vasco y Cantabria

El 80% de la actividad logística de la Península se desarrolla en el cuadrante Noreste español y, sin embargo, no existe una conexión ferroviaria eficiente que una el corredor Atlántico y el Mediterráneo”. Así lo afirma el ingeniero Industrial Colegiado y catedrático de Ingeniería de Infraestructuras y Transportes de la Universidad de Zaragoza, Emilio Larrodé. El ingeniero será uno de los ponentes de la Jornada que se celebrará este miércoles en Zaragoza, organizada por el Consejo Aragonés de Cámaras, el Colegio de Ingenieros Industriales de Aragón y La Rioja y la Universidad de Zaragoza.

“Existen dos corredores, Atlántico y Mediterráneo, pero no hay una unión efectiva entre ellos”, continúa Larrodé. El motivo: la falta de operatividad del tramo Valencia – Zaragoza. “No tiene sentido que viajar de Teruel a Zaragoza o a Valencia, cueste más de tres horas en tren, y eso si no se queda parado, mientras que en coche se hace en hora y cuarto”, lamenta el presidente de la Cámara de Comercio de Teruel, Jesús Blasco.

El 80% de la actividad logística de la Península se desarrolla en el cuadrante Noreste español

Según indica Blasco, “en la Jornada de Zaragoza va a ver que es una reivindicación de todas las comunidades y algo que piden al unísono los puertos de Bilbao, Santander, Pasajes, Valencia y Castellón. También se ha puesto en primera línea de la reivindicación multinacionales y grandes grupos industriales de estos territorios, especialmente la automoción (Anfac, la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones, participa en una de las ponencias de la jornada). “Desde Almussafes quieren poder salir a Europa y en Vitoria los fabricantes buscan acceder al puerto de Valencia para sus exportaciones”, dice el presidente de la Cámara de Teruel.

“Mejorar la vía entre Valencia y Zaragoza activaría el transporte de manera inmediata, acto seguido debería construirse un ferrocarril a velocidad de 250 km/h, con una línea mixta de pasajeros y mercancías”, explica Antonio Pérez Casañ, ingeniero Industrial Colegiado con más de 30 años de experiencia en Renfe. Esto resolvería la falta de conexión y potenciaría la posición como nodo de comunicación de Zaragoza, que “podría convertirse en un major node a nivel europeo, dada su posición y desarrollo logístico”, dice Pérez Casañ. “Desde Europa se reconoce la importancia de los corredores Atlántico y Mediterráneo, es absurdo que no exista comunicación entre ellos porque desde España no se ha creado”, concluye el catedrático Emilio Larrodé.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, también participará en la jornada en la que estarán presentes representantes de los puertos de Valencia, País Vasco y Cantabria, así como de la Cámaras de Comercio de estos territorios además de Aragón, La Rioja y Navarra. El consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón, José Luis Soro, también estará entre los que inauguren la Jornada.