Foro de inversiones y cooperación empresarial

ICEX organiza un encuentro en Praga destinado a empresas de componentes de automoción, tratamiento de aguas y residuos, infraestructuras de transportes y material ferroviario, entre otros. El plazo para apuntarse en la convocatoria finaliza el 21 de abril

Republica_Checa_Foro_Inversion_2016_mailing

ICEX España Exportación e Inversiones organiza en Praga entre el 20 y 22 de junio, a través de la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en Praga, un Foro de Inversiones y Cooperación Empresarial España-República Checa. El objetivo principal del mismo es facilitar a las empresas españolas la identificación de oportunidades de inversión y cooperación empresarial así como de potenciales socios en el país. Durante la celebración del foro, los participantes podrá tener un contacto directo con empresarios checos interesados en establecer alianzas estratégicas con empresas españolas pertenecientes, principalmente, a las áreas de componentes de automoción, infraestructuras de transporte, tratamiento de aguas y residuos y material ferroviario. Dichos sectores han sido elegidos como prioritarios en base a las oportunidades existentes actualmente aunque se trata de sectores prioritarios pero no excluyentes.

¿Por qué República Checa? El país experimenta en estos momentos un gran dinamismo económico que ha superado en 2015 al resto de las economías vecinas y que previsiblemente garantizará un crecimiento sostenible en torno al 3 % para los próximos años. Se sitúa en pleno centro de Europa y en un radio de 1.000 km en torno al centro del país hay una población de más de 350 millones de habitantes y 28 capitales europeas. La economía checa está muy abierta al exterior: el superávit de 2015 ha alcanzado 15.689 millones de euros. Cuenta con una mayor estabilidad macroeconómica que otros países de su entorno, con una población formada y con un marco regulatorio muy favorable para la creación de empresas.

Foro de inversiones y cooperación empresarial España – República Checa

Guía de incentivos a la implantación en la República Checa

Guía-país

Sectores del foro

Componentes de automoción

La industria automotriz es el sector económico más importante de la República Checa. Con una larga tradición industrial, el país se ha consolidado como un centro mundial de producción de automóviles. Se trata del segundo país con mayor producción de vehículos per cápita del mundo, tras Eslovaquia, y supone más del 20% de la industria checa y emplea a más de 150.000 profesionales. El sector de la automoción gira en torno a tres fabricantes de vehículos: SKODA Auto (Grupo Volkswagen), Toyota Peugeot Citroën Automobile (TPCA), y Hyundai Motor, que producen en conjunto más de un millón de unidades al año. Alrededor de los centros de producción se ha formado un ecosistema de compañías suministradoras de componentes.

En la República Checa están 56 de los principales grupos del sector auxiliar del automóvil. Se estima que la producción de vehículos en el país continuará aumentando en los próximos años, no solo por un incremento de la demanda local sino por un aumento de las exportaciones. Las principales partidas de exportación del país corresponden a accesorios y componentes de vehículos, que suponen más del 20% del total. Las inversiones realizadas en el país responden a un atractivo alimentado por los competitivos costes laborales y a las ayudas a la inversión. En 2014 se firmó uno de los mayores proyectos de inversión directa en la República Checa en un acuerdo con el fabricante coreano de neumáticos Nexen Tiren, valorado en unos 845 millones de euros. La mayoría del sector auxiliar de la automoción opta por establecerse directamente en el país con el fin de aproximarse a los grandes fabricantes.

Tratamiento de agua y residuos

En lo relacionado con el suministro de agua y gestión de aguas residuales, las empresas francesas Veolia y Suez Environnement, y la española FCC Aqualia operan el tratamiento de aguas en las principales ciudades checas. Sin embargo, aún existen importantes déficits en las pequeñas regiones del país, en las que existen dificultades para alcanzar los estándares de calidad debido a sistemas de alcantarillados aún no están conectados a plantas de tratamiento del agua, o a la deficiencia de sistemas de gestión de aguas residuales. Para todo ello, de los 24.000M€ de los Fondos Estructurales que la Unión Europea ha asignado a República Checa, unos 2.600M€ se han programado para proyectos relacionados con el Medio Ambiente, de los cuales un 20% estarán destinados al sector del agua. Como prioridades, se han establecido la mejora de la infraestructura de gestión de agua y reducción del riesgo de inundación; la mejora de la calidad del aire en las ciudades; la gestión de residuos y flujos materiales, cargas y riesgos ambientales; la protección y cuidado del medio natural y del paisaje, y el ahorro de energía. Respecto al tratamiento de aguas residuales, la directiva 91/271/CEE obliga a todas aquellas aglomeraciones con más de 2.000 habitantes a estar provistas de una planta de depuración de aguas así como una red de alcantarillado adecuada. Para cumplir con esta exigencia, la República Checa se ha comprometido a construir depuradoras de aguas residuales y redes de alcantarillado en todas aquellas localidades de entre 2.000 y 10.000 habitantes y a modernizar las instalaciones de las localidades con más de 10.000 habitantes.

En cuanto a la gestión de residuos, se trata de un sector relativamente joven pero dinámico que sin duda favorecerá el crecimiento de la economía checa. Actualmente, la gestión de residuos del país se realiza principalmente a través de vertederos, que supera el 50% del total en el caso de los municipios. De esos residuos destinados a vertederos, la mayoría son biodegradables (incluso con la derogación de cuatro años del cumplimiento del objetivo de la directiva del 75%, en 2010 el porcentaje era del 97% de la cantidad generada en 1995). Por su parte, la actividad de reciclaje, de incrementar a la tendencia de los últimos años, alcanzaría el 35% en 2020, lejano al objetivo de 50% comunitario. La gestión de residuos se configura como uno de los sectores prioritarios para el gobierno checo y por ello se ha empezado a desarrollar un Plan de Gestión de Residuos para el periodo 2015-2024. Con cerca de 30 millones de toneladas anuales, la República Checa requiere de una importante inversión tanto para implantar las actividades de reciclaje – objetivo de un 50% del total para 2020 – y recuperación energética como para incineración y vertidos, con el objetivo de reducir todos los vertidos y en especial los residuos peligrosos.

Infraestructuras de transporte (carreteras, ferrocarril y transporte urbano)

Por su posición geográfica, la República Checa tiene un papel clave en la construcción de infraestructuras europeas que favorezcan la plena realización del mercado interior. Esta situación justifica que el 20% de los 24.000M€ asignados a la República Checa a través de los distintos fondos estructurales de la Unión Europea se incluyan en el Programa Operativo de Transportes, destinado a modernizar las infraestructuras de transporte y el transporte ecológico.

Carreteras

El transporte por carretera representa el 80,75% del total del transporte del país, y se concentra en las vías principales, aproximadamente el 14% del total de carreteras del país. Este hecho, junto con la importancia de la República Checa en el transporte por mercancías, hace que la inversión en este tipo de infraestructuras constituya uno de los principales objetivos del Gobierno checo.

Ferrocarriles

Las perspectivas de desarrollo en el ferrocarril pasan, por tanto, por la modernización de los principales corredores. El objetivo principal es incrementar la velocidad que hasta ahora no ha podido superar los 160 kilómetros/hora debido a las características de los viales, y sólo 1184 kilómetros están preparados para velocidades de más de 120 kilómetros/hora. Asimismo, la conexión de los corredores de la Unión Europea se constituye como otro de los objetivos prioritarios en materia de infraestructuras de ferrocarriles, teniendo en cuenta que la red ferroviaria checa forma parte de 3 de los corredores transeuropeos.

Material ferroviario

La ubicación en el centro del continente europeo y la importancia del comercio exterior con terceros países han sido un punto de partida para el desarrollo de una amplia red ferroviaria. Con una población que representa una cuarta parte de España, la República Checa cuenta con un volumen similar de vagones de pasajeros (en torno a 5.000) y casi tres veces el número de vagones de mercancías respecto a España. La mayor parte de esos vehículos fueron adquiridos hace más de 50 años. El área de ingeniería de transporte es uno de los segmentos industriales más significativos e identificado como objetivo fundamental por la Agencia de Atracción de Inversiones Checa (Czech Invest). Participan actualmente en el mercado empresas locales y multinacionales líderes como Siemens y Bombardier, tanto con centros de producción como de investigación. Skoda Transportation se trata probablemente de la empresa checa de mayor relevancia en la producción de vehículos sobre raíles, locomotores diésel y eléctricos, tranvías y vehículos de metro. En el área de sistemas de control y seguridad, destaca la empresa checa AZD Praha, con importante presencia en el resto de países de Europa del Este, y que ya colabora con empresas españolas en la investigación, desarrollo e instalación de componentes de señalización, equipos de comunicación ferroviaria y equipos de seguridad. Finalmente, en la República Checa se encuentra Trinecke Zelezarny – Moravia Steel, el tercer mayor fabricante europeo de raíles, con una cartera que abarca distintos tipos de raíles ferroviarios y de tranvías.

Otros sectores de interés

Energía

En el ámbito energético, las principales fuentes primarias de energía son por orden de importancia el carbón, el petróleo, el gas, la energía nuclear y las energías renovables. La República Checa ha sido en los últimos años el tercer exportador neto de electricidad en la Unión Europea, tras Francia y Alemania, y se produce principalmente a partir del carbón (60%) y nuclear (32%), mientras que el gas natural (3,5%) se usa principalmente como combustible complementario. Desde julio de 2015, con la presidencia de República Checa, se incluyó como prioridad para los países de V4 (República Checa, Eslovaquia, Polonia y Hungría) la política energética. Esto se ha traducido en varias iniciativas que buscan desarrollar unas infraestructuras energéticas robustas o apoyar la creación de un mercado único energético en la UE. En ese contexto, se desea crear un corredor Norte-Sur de gas. Además, en la nueva Política Energética del Estado checo aprobada en mayo de 2015 se establece que, en detrimento del carbón, la energía nuclear debe representar entre un 46 y un 58% de la electricidad anual bruta generada en Chequia para el año 2040, lo que impulsará en gran medida el sector. También se prevén fuertes inversiones para la mejora de las infraestructuras eléctricas.

Nanotecnología

El sector de la nanotecnología tiene una gran relevancia en la República Checa. Hay más de 142 empresas activas en el sector, 25 instituciones privadas, 29 institutos de la Academia de Ciencias y 18 universidades con proyectos de investigación y formación relacionados con nanotecnología. El avance más significativo se ha producido en las empresas privadas: en menos de diez años casi se ha sextuplicado el número de aquellas vinculadas al sector. Se trata de un campo con alto valor añadido y elevadas perspectivas de crecimiento, tanto en el campo de la investigación como el de la comercialización. De entre las áreas de especialización, destacan las nanofibras, productos químicos, medicamentos, tratamiento de aguas, óptica, piezas de automoción, caucho, fabricación de pinturas, energía y maquinaria. Existen varios programas de apoyo a la nanotecnología.

Aeroespacial

La producción del sector en República Checa es de unos 648 M€ anuales, de los cuales, unos 16 M€ corresponden a espacio. El país destaca en la fabricación de motores para aviones, en la fabricación de avionetas deportivas y en el entrenamiento militar. En el caso del sector espacial, las competencias se centran en el procesamiento de imágenes, desarrollo de sistemas de navegación, análisis térmico, cristalografía y composite materials. Sobre las oportunidades que ofrece el sector, ha de tenerse en cuenta que la industria aeroespacial checa está en pleno crecimiento y que en los últimos 4 años la producción del sector, ha aumentado un 44%, pese a la crisis mundial. Asimismo, el sector aeroespacial es uno de los definidos como sector clave por parte de la agencia de promoción de la inversión Czech Invest. Por último, debe mencionarse que las empresas del sector espacial buscan activamente socios de proyectos europeos, ya que el país prácticamente cuenta sólo con empresas de segundo nivel de la cadena de valor de espacio (empresas Tier 2). En ese sentido, la presidencia de Eureka por parte de España en 2016 puede suponer un incentivo para el desarrollo de proyectos conjuntos.

prague-941620_1920

Qué exporta Aragón

Las ventas de la comunidad autónoma a República Checa han remontado en el último año, hasta los 54,3 millones de euros. Las ventas las lideraron el sector cárnico, con 15,2 millones de euros, seguido por aparatos y material eléctrico (10,42 millones), maquinaria (5,5 millones), plástico y sus manufacturas (3,8 millones) y vehículos y componentes de automoción (3,5 millones).


Cifras en miles de euros
Fuente: Base de datos de comercio exterior de la Agencia Tributaria y las Cámaras de Comercio

Ficha-país
Población: 10,5 millones de habitantes
Superficie: 78.866 km2
Capital: Praga
Idioma: Checo
Moneda: Corona checa
PIB: 154.739 millones € (2014)
PIB per cápita: 14.700 € (2014)
Bandera de República Checa

Principales oportunidades de negocio según ICEX
  • Automóviles y componentes de automoción
  • Maquinaria y equipo de transporte
  • Artículos manufacturados
  • Productos alimenticios
  • Productos químicos
  • Tecnologías de medio ambiente
  • Concesiones de obras
  • Turismo