Artículo

Sentados en el comité de dirección de la competencia

[infobox title=’Programa de inteligencia económica’]La información es poder, más aún en los mercados internacionales. La Cámara de Zaragoza y el Colegio de Economistas ponen en marcha esta semana un curso para que las empresas mejoren sus decisiones estratégicas[/infobox] ¿Pudo Repsol prever la expropiación de YPF en Argentina? ¿Habría cambiado Sacyr su propuesta para el Canal […]

[infobox title=’Programa de inteligencia económica’]La información es poder, más aún en los mercados internacionales. La Cámara de Zaragoza y el Colegio de Economistas ponen en marcha esta semana un curso para que las empresas mejoren sus decisiones estratégicas[/infobox]

¿Pudo Repsol prever la expropiación de YPF en Argentina? ¿Habría cambiado Sacyr su propuesta para el Canal de Panamá si hubiera conocido la información que manejaba su competidora Bechtel? Muchas de las respuestas a estas preguntas se resolverían con la inteligencia económica, el conjunto de estrategias que apoyan la toma de decisiones de las empresas basándose en el análisis de datos en diferentes áreas. La principal función de la inteligencia económica aplicada al entorno empresarial consiste en proporcionar informaciones y valoraciones de manera que quien tiene responsabilidad pueda tomar las decisiones acertadas.

Son muchos los inputs a monitorizar y valorar: qué hace la competencia, qué patentes se registran, dónde hay factores de riesgo, qué fuentes de información consultar y qué veracidad otorgarles, tendencias políticas y económicas, vigilancia tecnológica, el ‘Internet oculto’ que no muestra Google… Una idealizada política de inteligencia económica sería como sentarse en las mesas de los comités de dirección de la competencia y en los consejos de ministros para luego, con más información aún, tomar decisiones en el tuyo propio, siempre respetando la legalidad, la ética y la transparencia.

La Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Zaragoza y el Colegio de Economistas de Aragón ponen en marcha este jueves el programa Inteligencia económica: implantación y desarrollo en el mundo empresarial. La formación busca que las empresas aragonesas con estrategias de internacionalización conozcan qué es la inteligencia económica y cómo implementarla en su gestión; aprendan las técnicas de análisis y cómo aplicarlas vinculadas a la toma de decisiones y estrategias; sepan cómo diseñar un departamento de inteligencia económica y cómo aplicar medidas de contrainteligencia y seguridad.

En el programa, que cuenta con la colaboración del Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (CIFAS), se plantearán numerosos casos prácticos como el análisis de un país del norte de África y otro del Golfo de Guinea, la elaboración de un escenario concreto y la deducción de los indicadores de alerta asociados al mismo, cómo diseñar un departamento de Inteligencia Económica para la empresa y cómo actuar ante el secuestro de un empleado de una empresa española en un país extranjero.

Vigilancia, seguridad e influencia

La apuesta por la inteligencia económica es relativamente reciente en España, aunque en otros países como Francia, Estados Unidos o Japón llevan años utilizándola. Precisamente un francés, el prefecto Rémy Pautrat, está considerado como uno de los padres de esta disciplina. Pautrat defiende que la inteligencia se sustenta en tres pilares: vigilancia económica, seguridad e influencia.

Vigilancia

La fase de vigilancia económica consiste en la monitorización constante de fuentes relevantes y su posterior análisis. ¿Qué nuevos productos de mi sector se están introduciendo en un determinado mercado? ¿Se han creado nuevas empresas que podrían ser competidoras directas? ¿Cuál es la situación financiera y laboral de mis principales adversarios empresariales? ¿Qué patentes se han registrado? ¿Se va a producir algún cambio legislativo relevante en ese país? ¿Qué estrategias de marketing le funcionan a mi competencia o cuáles fracasan?

Algunas de estas informaciones se pueden obtener por canales abiertos, pero para obtener otras es necesario recurrir a bases de datos específicas, las redes sociales o blogs, documentos online no indexados por los principales buscadores…

La labor de vigilancia no se limita únicamente a las variables empresariales, ya que se deben tener en cuenta las sociales, medioambientales, políticas, territoriales, tecnológicas, jurídicas…

Una vez recopilada toda esa información se debe filtrar y clasificar y, posteriormente, analizarla correctamente.

ciclo de inteligencia económica

Seguridad

Esta fase consiste en dotar a la empresa de los medios técnicos y protocolos para evitar que personas no autorizadas tengan acceso a esa información por cualquier medio y para evitar fugas a la hora de compartir los datos entre los propios miembros de la empresa.

También se deben tener en cuenta el nivel de acceso a la información para actores como determinados empleados, clientes o distribuidores, ya que ante una crisis como un despido, podrían llegar a hacerla pública.

Influencia

Comunicación en estado puro. Consiste en contar con una estrategia que determine qué mensajes queremos transmitir, cómo, dónde, cuándo y a quién. Solo así se podrá constituir una imagen sólida de cara a los mercados, los grupos de interés y los consumidores, evitando ataques a la integridad de la marca, la imagen o la reputación.

Inteligencia económica, también para pymes

¿La inteligencia económica está reservada únicamente para las grandes empresas? Las necesidades de las pymes en muchos casos son las mismas, quizás más críticas ya que un error puede conllevar consecuencias de mayor calado que puedan incluso comprometer su negocio en un mercado exterior. Por lo tanto, cada una de sus decisiones han de estar fundamentadas y la inteligencia económica es una buena herramienta. Otra cuestión a analizar es si una pyme cuenta con los recursos suficientes para poner en marcha por sí misma este servicio o si debe subcontratar una parte o su totalidad.

Para saber más:

[button style=’red’ url=’http://www.ieee.es/Galerias/fichero/cuadernos/CE_162_La_inteligencia_economica_en_un_mundo_globalizado.pdf’ target=’_blank’ icon=’entypo-book’]Cuadernos de estrategia: La inteligencia económica en un mundo globalizado[/button]

También te puede interesar

Ocho empresas aragonesas viajan a México para establecer alianzas en proyectos de Contract

La delegación empresarial se está reuniendo durante toda esta semana con importantes despachos internacionales de arquitectura, interiorismo y diseño, desarrolladores y grupos inmobiliarios. La misión comercial se integra en las acciones del Plan Contract Aragón, impulsado por Aragón Exterior (AREX) y las Cámaras de Comercio de Aragón en el marco del Plan AREX Hábitat #MadeinAragón.

Quiero recibir los casos de éxito en mi email