Artículo

Cómo conseguir financiación europea para mi proyecto innovador

El Instrumento PYME es una vía rápida para que las pymes innovadoras crezcan y se internacionalicen.

El Instrumento PYME es un esquema de financiación en fases mediante subvención enmarcado en Horizonte 2020. Está destinado a aquellas pymes, tradicionales o innovadoras, que tenga la ambición de crecer, desarrollarse e internacionalizarse a través de un proyecto de innovación de dimensión europea.

El instrumento PYME: ¿qué es y para quién?

El Instrumento PYME está pensado para aportar financiación a pymes con ambición de desarrollarse e internacionalizarse. “Es un apoyo para pymes con capacidad para crecer y que están dispuestas a crecer, tienen un producto para comercializarse con cuotas a nivel europeo y su producto tiene que ser fácil de usar y representar la mejor solución técnica posible”, apunta Carlos Gómez, de la Unidad de Estrategia Tecnológica de ITAINNOVA. “El Instrumento PYME no es para probar suerte a ver si consigo financiación. Es exigente y no todos los proyectos son susceptibles de ser financiados”, añade Salvador Domingo, director de ITAINNOVA.

El Instrumento PYME está pensado para aportar financiación a pymes con ambición de desarrollarse e internacionalizarse

El CDTI señala tres recomendaciones para que las pymes sepan si este programa está destinado para ellas:

Tres fases

El programa está estructurado en tres fases sin que sea necesario que las pymes pasen por todas ellas:

Las empresas pueden acudir a las convocatorias individualmente, sin necesidad de consorcios. Es un proyecto abierto hasta final de 2020, por lo que las pymes pueden presentar sus proyectos en cualquier momento, tanto en fase 1 como en fase 2.

La Comisión Europea también quiere facilitar a esas pymes el acceso a inversores, por lo que está montando un panel de inversores para los beneficiarios de la fase 1. La fase 3 funcionará en paralelo a la 1 y la 2.

Además, a las empresas seleccionadas se les asigna un coach para ayudarles a desarrollar el proyecto. Este ‘business coaching’ en el Instrumento PYME tiene una parte de coaching y otra de consultor. A la hora de seleccionar un coach, las empresas deben tener en cuenta con quién ha trabajado antes ese profesional, si está certificado, su experiencia como inversor (reforzar la visión de negocio), su experiencia en el crecimiento de empresas (y no solo de start-ups) y el grado de confianza que les transmita. La base de datos de coaches que tiene la Comisión Europea es de toda Europa, por lo que la proximidad no tiene por qué ser el factor determinante para la elección del coach.

diplo

Cómo presentar un buen proyecto

“En Instrumento PYME la palabra clave es crecimiento”, destaca Luis Guerra, técnico de la División de programas de la UE del CDTI, que detalla qué aspectos tienen en cuenta los evaluadores cuando reciben una memoria de las empresas candidatas. “¿A quién hay que convencer en el proceso de evaluación? El proyecto lo verán cuatro evaluadores individuales y son profesionales relacionados con los negocios, emprendedores, finanzas… Hay que vender negocio. Tecnología también, pero sobre todo negocio, por qué nuestra idea es importante y viable para el mercado”, destaca Guerra.

“Hay que vender negocio. Tecnología también, pero sobre todo negocio”, destaca Luis Guerra, técnico de la División de programas de la UE del CDTI

Una vez que se han analizado todos los proyectos se realiza una clasificación en función de la puntuación obtenida, que se calcula con la fórmula ‘Excelencia+Implementación+1,5*Impacto’.

La Comisión Europea sugiere y asigna presupuestos para unas líneas de trabajo específicas: bioeconomía, transporte, energía, salud… Cada apartado tiene una asignación establecida, por lo que cada proyecto competirá en una línea determinada. Los expertos recomiendan que si el proyecto cupiera en varias líneas, a la pyme le interesa saber en cuál quiere participar por temas de competencia, ya que en todas las líneas no se presentan la misma cantidad de propuestas.

Qué preguntas se deben responder

Luis Guerra, técnico de la División de programas de la UE del CDTI, señala qué deben tener en cuenta las pymes a la hora de elaborar su proyecto.

Para la fase 1

El documento de 10 páginas que envíen las empresas debe dar respuesta a unas preguntas tanto respecto al mercado como al potencial de crecimiento de la propia empresa. En el aspecto empresarial, el informe debe solucionar estas cuestiones: ¿Está clara la oportunidad de negocio a nivel europeo? ¿Se cuantifica y percibe que conoces cómo funcionan tus mercados objetivos? ¿Dejas claro quién es el cliente y lo que necesita? ¿Convences de que tu solución es mejor que las alternativas? ¿Demuestras que el mercado está dispuesto a pagar por ello? ¿Describes en qué punto estás, qué has hecho ya y qué te falta para llegar al mercado?

Respecto al crecimiento de la empresa, las preguntas a responder serían: ¿Cuánto esperas crecer si tienes éxito? ¿Es realista, viable y coherente con vuestra estrategia? ¿El ‘time to market’ es adecuado? ¿Tienes claro qué necesitas financieramente y como empresa para tener éxito? ¿Demuestras que conoces los riesgos tanto tecnológicos como comerciales del proyecto y que el equipo que tenéis será capaz de abordarlos?

Guerra detalla cuatro aspectos que siempre hay que tener en mente al escribir el documento:

  1. El instrumento pyme acelera la llegada al mercado. El cómo es tan importante como el qué. La empresa tienen que estar preparada para este impulso, también con capital humano.
  2. Proyecto estrella de la empresa. Solo puedes pedir un Instrumento PYME y tiene que ser fundamental para el crecimiento de la empresa a medio plazo. Es muy importante la participación del equipo directivo: si la información base es buena existirán más probabilidades de que el proyecto sea elegido.
  3. El proyecto responde a una oportunidad de negocio para el crecimiento de la empresa. Propuesta con datos de mercado y expectativas de la empresa acorde: hay que responder al mercado.
  4. Evaluación exhaustiva. No hay que enviar la propuesta muy cerca de la fecha de corte para darle tiempo al evaluador de que lo pueda leer con calma. Siempre que se pueda, añadir vídeos demostrativos y material gráfico que ilustre el proyecto porque multiplica exponencialmente el impacto. El evaluador tiene que ver de lo que estás hablando. Utilizar enlaces web para facilitar más datos y centrar el documento en la información más relevante.

Para la fase 2

La información se debe construir en base a los outputs de fase 1, a la que hay que hacer referencias.

Las preguntas sobre el mercado serían: ¿Está cuantificada con datos coherentes la oportunidad de negocio a nivel europeo? ¿Se cuantifica y percibe que conoces cómo funcionan tus mercados prioritarios? ¿Cómo vas a segmentar, quién es tu público objetivo? ¿Convences de que es la mejor de las alternativas y sigue siendo viable? ¿El mercado está dispuesto a pagar por ello y cuánto más o menos? ¿En qué punto estás, qué has hecho ya y qué te falta para llegar al mercado?

Respecto a la empresa: ¿Cuánto esperas crecer si tienes éxito? ¿Es realista con el mercado al que vas y el modelo de negocio que vas a usar? ¿Tienes claro qué necesitas financieramente y como empresa para tener éxito, incluido un coaching plan? ¿Demuestras que conoces los riesgos tecnológicos y comerciales y que el equipo será capaz de abordarlos? ¿Convences a terceros para que inviertan su dinero en esta idea de negocio?

Errores a evitar

La Comisión Europea ha listado seis errores comunes entre las propuestas que no han sido seleccionadas y que son una gran ayuda para quienes estén pensando en presentarse en la iniciativa:

  1. Hacer demasiado hincapié en el proyecto y no tanto en las oportunidades de negocio
  2. No ser convincente al describir la empresa (hay que explicar por qué tendrá éxito y no sus competidores)
  3. No aportar suficiente información en las soluciones competentes
  4. Tener un nivel de innovación demasiado bajo o planear lanzar un producto que ya existe en el mercado
  5. Proponer simplemente una idea sin ninguna estrategia de comercialización
  6. Presentarse para probar suerte (el Instrumento PYME no es una lotería)

portada

El papel de la Enterprise Europe Network

La Enterprise Europe Network (EEN), de la que en Aragón son representantes CREA e ITAINNOVA, ofrece servicios de apoyo empresarial (información sobre mercados, asesoramiento en iniciación a la internacionalización,…), a la I+D+i (fomento de la participación de I+D en proyectos de financiación europea,…) y apoyo a la innovación (vigilancia tecnológica, procesos de transferencia tecnológica, búsqueda e identificación de socios tecnológicos…). Es en este último apartado donde aparece el Key Account Management para del Instrumento PYME.

En la fase 1, el Key Account Manager (KAM) es la persona encargada de la evaluación de la situación inicial y las necesidades de la empresa, la apertura del expediente de coaching en el sistema, ofrece apoyo en la selección del coach, realiza el seguimiento de las actividades y el cierre de la actividad en la fase 1. La duración de los servicios es de 2,5 días.

En la fase 2, esta figura se encarga del seguimiento del plan de coaching y de las actividades, de la gestión de incidencias, ejerce de nexo de unión entre las actividades a desarrollar y los servicios propios del EEN, de la presentación del informe final, del cierre del expediente de coaching en el sistema y de la evaluación de la situación final de la empresa. La duración de los servicios es de 4,5 días.

En la fase 3 del Instrumento Pyme, el KAM ayudará en la búsqueda de fuentes de financiación y potenciales socios para continuar con el crecimiento de la empresa.

También te puede interesar

Quiero recibir los casos de éxito en mi email