La consejera de Economía confirma en las Jornadas Aragón Empresa del IAF que la salida de Reino Unido de la UE genera incertidumbres, pero destaca que en los últimos años ha decrecido la dependencia de la economía británica en la Comunidad Autónoma

La consejera de Economía, Industria y Empleo, Marta Gastón, ha inaugurado esta tarde en el Patio de la Infanta de Ibercaja la Jornada Aragón Empresa del Instituto Aragonés de Fomento (IAF) sobre “Un nuevo escenario para Europa”, dedicada a analizar la salida de Reino Unido de la Unión Europea, conocida como brexit, y sus posibles consecuencias en el continente, en España y en Aragón.

Aunque ha reconocido que esta situación genera incertidumbres, Gastón ha esgrimido los datos diferenciales de la balanza comercial de la Comunidad Autónoma con Reino Unido, que presentan en este contexto relativas ventajas estratégicas respecto al conjunto del país, para lanzar un mensaje de calma y tranquilidad ya que el peso del mercado británico en las exportaciones aragonesas ha disminuido considerablemente en los últimos años respecto al conjunto de destinos internacionales.

Esta jornada, en la que ha habido más de 300 asistentes, forma parte de las actuaciones del programa Aragón Empresa, cuya finalidad es impulsar la competitividad de las empresas aragonesas con el objetivo último de incidir en la creación y consolidación del empleo, y cuenta con la colaboración de Ibercaja, cuyo director de la Obra Social, Juan Carlos Sánchez, ha dado la bienvenida a los participantes.

Tras su discurso inaugural, la consejera ha dado paso a una mesa redonda sobre “La visión empresarial ante la nueva relación entre Europa y Reino Unido” moderada por el director gerente del IAF, Ramón Tejedor, con la participación de Ramón Alejandro, presidente de SAICA, y Nuria Martín, directora en España de Osborne Clarke, firma británica de abogados que se instala en Zaragoza. Y a continuación han pronunciado sendas ponencias Tim Hemmings, ministro consejero de la Embajada Británica en España, y Joaquín Almunia, exvicepresidente y excomisario europeo de Competencia y de Asuntos Económicos y Monetarios.

Almunia, europeísta convencido, ha comparecido con la consejera en las declaraciones previas al acto y, entre otras cosas, ha coincidido en la defensa del modelo esencialmente europeo de economía social de mercado que permite sostener el llamado Estado del bienestar. A su vez, Gastón no ha restado importancia al hecho de que, por primera vez desde la firma del tratado de Roma hace 60 años, un país escoja abandonar la Comunidad Europea, pero ha matizado que Reino Unido nunca se integró en la zona euro y la propia primera ministra británica, Theresa May, ha puntualizado que el brexit es la salida de la UE, pero no de Europa en sí, cuyos valores siguen compartiendo.

En todo caso, como punto de partida previo al debate, la consejera ha analizado durante su intervención las posibles consecuencias del Brexit en Aragón, que se derivarían de la posible disminución de las relaciones comerciales de la Comunidad con Reino Unido y del efecto indirecto en las relaciones comerciales con la Unión Europea.

En ese sentido ha relativizado el posible impacto dado que, si bien las exportaciones de Aragón al Reino Unido han crecido un 7,1% en los últimos 16 años, han perdido peso en el conjunto dado que las exportaciones totales de la Comunidad han aumentado un 115% con la diversificación de los mercados de destino. Un planteamiento que se refuerza además con la disminución del 36,1% de las importaciones por parte de Aragón de productos de Reino unido en el mismo periodo, al tiempo que las importaciones totales han aumentado un 103,5%.

Lo mismo ocurre con la exposición del parque empresarial aragonés al mercado británico. Mientras las empresas exportadoras aragonesas a Reino Unido han aumentado un 50,9% en estos 16 años, las exportadoras totales lo han hecho en un 127,9%. Y con las importadoras, las que operan con Reino Unido han crecido un 38,4%, mientras que el total ha aumentado un 103%.

«En los últimos años la economía de Aragón ha ido dependiendo cada vez menos en su conjunto del Reino Unido», ha remachado la consejera, tras explicar que, aparte de una balanza comercial con un alto superávit para Aragón, la exposición en actividades o sectores económicos como el turismo, el mercado de la vivienda, la inversión directa o la inmigración es muy limitada en comparación con otras Comunidades y con el conjunto de España.