EEUU es un mercado “con mucho futuro” para las empresas aragonesas. Es el mensaje que se ha resaltado este jueves en la Cámara de Comercio de Zaragoza

Para la subdirectora de la Cámara Española en Miami, Arantxa Jordán, las exportaciones en EEUU tienen “mucho futuro” por delante

Adaptar la marca y la forma de trabajar a los clientes. Este es el principal consejo que se ha lanzado este jueves en una jornada en la Cámara de Comercio de Zaragoza sobre las exportaciones en EEUU, un mercado que, según la subdirectora de la Cámara Española en Miami, Arantxa Jordán, tiene “mucho futuro” por delante.

No en vano, el país norteamericano es el primer destino de las exportaciones de las empresas aragonesas y española fuera de la Unión Europea. “Las empresas tienen productos de muchísima calidad. EEUU es un país muy grande que todavía tiene espacio para nuevos servicios o productos que allí todavía no existen o están un poco a falta de ser cubiertos y son necesarios”, ha señalado Jordán. Por ello, el objetivo de la Cámara de Comercio es, tal y como ha detallado el jefe del Servicio de Promoción del Área de Internacionalización, Javier Andonegui, es “que ese ritmo siga con la tendencia que está desarrollando”.


Y es que no es un mercado sencillo. Al margen de la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, algo que “a día de hoy todavía no se ha notado”, hay diferencias a nivel normativo y práctico. Por ejemplo, “en temas de alimentos, hay una parte de registros que se tienen que pedir, el etiquetado es distinto, se piden certificados que aquí no se están pidiendo… Es diferente”, ha indicado Jordán. Después, una vez superados estas barreras, “el mercado funciona de distinta manera. En la alimentación se funciona con el sistema de los tres escalones: importador, distribuidor y luego grandes superficies. Son maneras diferentes”, ha continuado.

Otra de las dificultades que se encuentran las empresas es la inexperiencia en un mercado como el americano. De esta labor se encargan las delegaciones de las Cámaras de Comercio en EEUU. “Todo parece mucho más complicado y se tiende a encontrar clientes que se aprovechan de esta situación. Recomendamos revisar muy bien los contratos y que se hagan las cosas poco a poco, no dejarse engañar por la ilusión”, ha resaltado Arantxa Jordán.

En definitiva, “EEUU no deja de ser la primera potencia mundial”. Tanto Jordán como Andonegui han coincidido en que no es un país más. “Siempre digo que no debería tratarse como un único mercado sino que, al final, cada Estado tiene sus particularidades. Oportunidades tiene todas las del mundo, en innumerables sectores y productos”, ha destacado Andonegui. “Es un mercado muy distinto al que tenemos en Europa. De hecho, se abarca como un continente y no como un país”, ha mantenido Jordán.

En esta jornada han participado unas 15 empresas, algunas que ya llevan unos meses en EEUU y otras con el objetivo de llegar al país americano. En noviembre, la Cámara de Comercio realizará una misión comercial para acercar estas empresas a los clientes. “Se trata de aportar la experiencia sobre el terreno que tiene nuestro colaborador en el destino para que todas aquellas cuestiones puedan salir en el debate. Tenemos que impulsar este tipo de acciones para acercar el mercado estadounidense a las empresas”, ha explicado Andonegui.