Jornada de puertas abiertas

Esta empresa aragonesa ha mostrado a otros empresarios los aspectos por los que recibió el Sello de Oro Aragón Empresa que otorga el IAF.

fersa

Fersa Bearings, S.A. ha compartido junto a una veintena de empresarios aragoneses las buenas prácticas por las que obtuvo el Sello de Oro Aragón Empresa que concede el Gobierno de Aragón a través del Instituto Aragonés de Fomento (IAF). Este era el objetivo de la jornada de puertas abiertas celebra este jueves en la sede de la empresa, ubicada en el Polígono Plaza.

En la cita, el director gerente del IAF, Ramón Tejedor, que ha aprovechado para concederles el galardón con las siglas ÁE (Aragón Empresa) y ha recordado que «este reconocimiento implica que la empresa ha superado los 500 puntos en el modelo europeo EFQM de eficiencia empresarial». Por ello, ha catalogado como «buque insignia» tanto a Fersa como a las otras siete empresas que cuentan con este reconocimiento.

No obstante, Tejedor también ha subrayado que para revalidar este premio «hay que mantener los estándares de calidad que se evalúan periódicamente». De igual modo, ha subrayado que a través de la jornada de puertas abiertas lo que se persigue es «mostrar las actividades que realizan» en lo que ha tildado como «el camino de la experiencia empresarial».

Igualmente, el director gerente del IAF ha insistido en la intención «motivadora» que tiene este reconocimiento «para impulsar el tejido productivo y, especialmente, al industrial aragonés y crear escuela de buenas prácticas», algo que, tal y como ha agregado, «es muy importante para el Instituto Aragonés de Fomento».

Por su parte, el director de la compañía, Pedro Pablo Andreu, ha explicado que las dos prácticas que le valieron el reconocimiento fueron la gestión del talento del personal y la gestión de la innovación. Precisamente esta última función ha sido la que ha centrado la exposición que ha iniciado la jornada. En ella, han recalcado que los principios que han llevado a Fersa a situarse entre las ocho empresas aragonesas galardonadas con este Sello de Oro son «ser abiertos, muy curiosos y buscar modelos de aprendizaje rápido».

Asimismo, Andreu ha reconocido «el privilegio» que ha supuesto para Fersa obtener este premio que concede el IAF y situarse así «a la altura de las empresas punteras de Aragón». «Estos es un acicate para seguir trabajando y un ejemplo de que con esfuerzo y dedicación se consiguen sueños que parecen imposibles», ha añadido.

Como colofón a la cita, los empresarios que se habían acreditado han podido conocer de primera mano las instalaciones de Fersa, acompañados por ingenieros de la compañía, así como por el director.

Fersa Bearings, S.A.

Fersa Bearings, S.A. nació en el año 1968 a partir de la fusión de dos empresas familiares de Zaragoza vinculadas al sector del automóvil. La empresa se dedica a la fabricación de rodamientos para la industria de automoción, agrícola e industrial. El principal cliente de Fersa es el continente americano, donde se destina el 56% de su producción y que la evolución en ventas entre 2006 y 2016 ha pasado de siete a 65 millones de euros.

En la actualidad cuenta con cinco sedes y cerca de 500 empleados, de los cuales, unos 200 se encuentran en Zaragoza, localización principal de la compañía. Además, Fersa posee instalaciones en Jiaxing (China), Ohio (EEUU), Curitiba (Brasil) y Setyr (Austria). Sin embargo, la empresa tiene representación en más de 85 países.

Sello de Oro Aragón Empresa

El Gobierno de Aragón, a través del Instituto Aragonés de Fomento, otorga el Sello de Oro Aragón Empresa a aquellas organizaciones que demuestran un alto nivel de compromiso con la Excelencia.

Su objetivo principal es transmitir y fomentar el uso e implementación de las herramientas y modelos de gestión excelentes con el fin de aumentar la competitividad de las empresas y organizaciones aragonesas. Asimismo, potenciar la labor de los mejores y promocionar la capacidad empresarial de Aragón, creando una imagen diferenciadora.