Artículo

«En Colombia todavía hay recorrido para las empresas aragonesas»

Ignacio Giménez, director general de Ebroacero, explica la experiencia de su compañía en los intercambios comerciales con Colombia.

Colombia cuenta con más de 45 millones de habitantes, una población similar a la de España, pero repartida en el doble de superficie, y ya hay importantes empresas españolas asentadas allí. Lo explicó Ignacio Giménez, director general de Ebroacero, compañía aragonesa dedicada a la fabricación de piezas de acero para la industria, en una nueva sesión de los desayunos de trabajo del Club Cámara Fórum Internacional. El directivo repasó algunas de las claves del mercado de Colombia, donde la empresa cuenta con una dilatada experiencia.

Ignacio Giménez, director general de Ebroacero.

La orografía es determinante, porque hace que las comunicaciones sean complicadas. La propia capital, Bogotá, se encuentra a 2.600 metros de altitud y está rodeada de montañas, por lo que el uso de avión es común en los desplazamientos internos”, señala.

El director general de Ebroacero repasó los principales productos que exporta Colombia: petróleo, café, carbón, minerales, flores, cacao… “El país con el que mantiene mayor relación comercial es EEUU, pero quien cada vez tiene más peso en la economía colombiana es China, que ha tomado posiciones en cuanto a materias primas”.

Giménez indicó que hay importantes compañías españolas establecidas en Colombia, “pero todavía hay recorrido para una mayor implantación». España exporta al país sudamericano productos elaborados en sectores como la maquinaria, la automoción, la farmaindustria… Las oportunidades para las empresas aragonesas en Colombia se centran en los servicios de ingeniería, la minería y el petróleo, el sector agroalimentario y, especialmente, las energías renovables.

Las empresas del Club Cámara Internacional consultaron sus dudas sobre Colombia al director de Ebroacero.

«Gracias al Tratado de Libre Comercio entre Colombia y la Unión Europea, los aranceles son relativamente bajos y no son determinantes a la hora de tomar la decisión de abordar este mercado», explica Giménez, que también adviertió de la importancia de elegir bien el puerto de destino, ya que, por la citada dificultad para moverse en el interior del país, es clave llevar la mercancía al puerto que esté más cercano al punto de destino final.

El director de Ebroacero recomienda tener paciencia con el ritmo de hacer negocios en Colombia, pues no es habitual cerrar un negocio en un día. «Valoran el trato directo, así que hay que viajar mucho al país o tener agentes sobre el terreno”, añade Giménez.

También te puede interesar

Quiero recibir los casos de éxito en mi email