Artículo

El acuerdo de libre comercio UE-Japón abre nuevas vías de expansión

Una jornada organizada por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo junto con la Comisión Europea, CEOE Aragón y Cámara de Comercio de Zaragoza, resolvió dudas sobre las implicaciones de este tratado para las empresas aragonesas

El año pasado Aragón exportó a Japón mercancía por valor de cerca de 190 millones de euros, un gran aumento con respecto a 2007, cuando las exportaciones supusieron 10 millones. Las posibilidades de vender allí han aumentado todavía más con la entrada en vigor del acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y Japón el pasado mes de febrero.

Ricardo Mur, Pilar Ortún, Toru Shimizu y Manuel Teruel. Tras ellos, en videoconferencia, Jorge Toledo.

Abordar las implicaciones que tiene para las empresas aragonesas este acuerdo fue el objetivo del seminario organizado por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, a través de su Delegación Territorial en Zaragoza, junto con la Comisión Europea, CEOE Aragón y Cámara Zaragoza, y con la colaboración de la Embajada en Japón y JETRO (Japan External Trade Organization), y donde también se analizó la situación del mercado japonés y las oportunidades comerciales que supone para Aragón.

El presidente de Cámara Zaragoza, Manuel Teruel, la directora territorial de Comercio e ICEX en Aragón, Pilar Ortún, el presidente de CEOE Aragón, Ricardo Mur, el ministro de la embajada de Japón en España, Toru Shimizu, y el embajador de España en Japón, Jorge Toledo, este último a través de una videoconferencia, inauguraron la jornada.

Manuel Teruel explicó que este pacto, que entró en vigor en febrero, supone acabar de forma transitoria en un plazo de 15 años con la amplia mayoría de aranceles entre ambas potencias. «La buena noticia para las empresas exportadoras europeas es que les permitirá  ahorrar alrededor de 1.000 millones de euros en aduanas», añadió.

Los asistentes al seminario descubrieron las oportunidades del mercado japonés.

«La tasa de cobertura de nuestra balanza comercial es más del 200%, ya que se importa por valor de 93 millones en Aragón y se exporta por 190, mientras que dicha tasa en España es deficitaria», señaló Ricardo Mur. El ministro de la embajada de Japón en España, Toru Shimizu, explicó que los productos españoles son muy apreciados en Japón, que tiene un público muy exigente. Por eso recomendó tener un alto nivel de calidad y perseverancia en las negociaciones. «Hay que ganarse la confianza de los japoneses y hacer una apuesta a largo o medio plazo. Una vez consigues entrar, se mantiene el vínculo incluso en momentos difíciles», explicó Shimizu.

Además de la eliminación de aranceles y la mayor competitividad de las empresas para exportar al país nipón, el acuerdo tiene otras ventajas como favorecer que se pueda concurrir a la contratación pública japonesa o proteger los alimentos y bebidas tradicionales europeos como Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) frente a copias y denominaciones de origen, siendo este último un factor que beneficiará las ventas de productos aragoneses como el Jamón de Teruel.

David Romeral, Óscar Landeta, José Antonio Briz y Pilar Ortún.

El embajador de España en Japón, Jorge Toledo, destacó la importancia del compromiso para los japoneses y recomendó crear relaciones de confianza con ellos. Además, aseguró que las empresas españolas empiezan a beneficiarse del tratado y ya hay una compañía que se ha instalado en Japón. Tatsuya Kato, director general de JETRO en España, recomendó a las empresas aprovechar el momento para introducirse en el mercado japonés: «Hasta ahora, por ejemplo, los vinos se traían sobre todo de Chile. Desde la entrada en vigor del acuerdo, los franceses ya están introduciendo sus vinos y es un buen momento para vender allí. Los sectores con más oportunidades son el de la energía, el del turismo y los relacionados con el envejecimiento de la población y su cuidado».

En el seminario también intervinieron Jochen Müller, director adjunto de la Representación UE en España, y Mª del Coriseo González-Izquierdo, consejera jefe de la Oficina Económica y Comercial de España en Japón, y hubo con una mesa redonda donde intervinieron varias empresas que ya trabajan en Japón. Todos ellos formularon recomendaciones para introducirse en el mercado japonés, resaltando la importancia de conocer la idiosincrasia del país. David Romeral, director gerente del Cluster de Automoción de Aragón, José Antonio Briz, director general de Grandes Vinos y Viñedos, y Óscar Landeta, socio director de Certest Biotec,  coincidieron en la importancia de la calidad y del compromiso para los clientes japoneses, que buscan acuerdos para medio-largo plazo. Recomendaron tener paciencia porque se toman su tiempo para decidirse, ya que son muy exigentes, pero reconocieron que cuando adoptan un pacto lo mantienen en el tiempo.

El acuerdo también pretende favorecer a las pymes. «Las trabas son las que hay en el mundo y las empresas aragonesas están capacitadas para ir a cualquier lugar», afirmó Manuel Teruel. «Aunque cuanto más grande es una empresa, más facilidades tiene, hay pequeñas que son gigantes y, en Aragón, tenemos auténticos gigantes pequeños», añadió el presidente de Cámara Zaragoza.

También te puede interesar

Ocho empresas aragonesas viajan a México para establecer alianzas en proyectos de Contract

La delegación empresarial se está reuniendo durante toda esta semana con importantes despachos internacionales de arquitectura, interiorismo y diseño, desarrolladores y grupos inmobiliarios. La misión comercial se integra en las acciones del Plan Contract Aragón, impulsado por Aragón Exterior (AREX) y las Cámaras de Comercio de Aragón en el marco del Plan AREX Hábitat #MadeinAragón.

Quiero recibir los casos de éxito en mi email