El Gobierno ha recibido de muy buen grado la noticia por parte de la Unión Europea de aportar 7,5 millones de euros para la reapertura del Canfranc

Aragón recibía este viernes la buena noticia de que la Unión Europea iba a destinar de sus fondos 7,5 millones de euros para la reapertura del Canfranc. Las reacciones no se han hecho esperar por parte del máximo mandatario de la DGA, Javier Lambán, quien incluso se ha animado a decir que confía y espera que se adelante la finalización de las obras, prevista en un inicio para 2024.

Para el presidente, el acuerdo alcanzado va más allá de una subvención para los estudios de 7,5 millones de euros, destacando que “abre las puertas definitivamente a la cofinanciación europea de las obras”. De hecho, ha destacado que “por primera vez en décadas” pueden ser optimistas con un proyecto que es “fundamental para el desarrollo económico de la zona”.

Lambán ha señalado como clave que el Gobierno de Aragón haya entendido que no se podía plantear la reapertura como un proyecto español, sino que debía ser “transfronterizo y transnacional”, yendo de la mano de “los franceses y de los amigos de Aquitania para explicarle a Europa que el Canfranc reúne una serie de requisitos totalmente alineados con lo que son las prioridades de la política europea”.

En este sentido, ha destacado que la decisión parte de una colaboración entre PSOE y CHA y que ha resultado fundamental ir también de la mano “del Gobierno de Madrid y París”. Así, también ha recordado que se trata de “un proyecto sostenible porque no se trata de hacer una vía nueva, sino de reabrir una que ya existió” y que cesó en su funcionamiento en el año 1970.

Respecto a la finalización de las obras, ha explicado que aunque está previsto que terminen en 2024, “si los gobiernos de Madrid y París trabajan con diligencia podrían acabar antes”. Lambán ha manifestado que “Macron es partidario de la reapertura, por lo que se producen circunstancias para que por primera vez en muchas décadas se pueda ser optimista con su reapertura”, algo fundamental para el desarrollo económico de la Comunidad Autónoma.