Jornada sobre Cuba

La nueva Ley sobre inversión extranjera y la Zona Especial de Desarrollo de Mariel, principales alicientes para las empresas españolas en el país.
  • CEOE, la Secretaría de Estado de Comercio y la Cámara de Comercio de España, en colaboración con la Embajada de Cuba, han organizado el encuentro
  • Más de 200 empresarios se han dado cita en el encuentro, que ha contado con la participación de la Secretaria General Iberoamericana, Rebeca Grynspan

descarga

Cuba necesita 2.500 millones de dólares anuales de inversión extranjera para estimular el desarrollo en la isla, según ha anunciado hoy el ministro de comercio e inversiones, Roberto Malmierca, durante el encuentro empresarial que ha sido organizado conjuntamente por la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), la Cámara de Comercio de España y la Secretaría de Estado de Comercio. El objetivo de la reunión ha sido dar a conocer, de primera mano, las prioridades del gobierno cubano y las posibilidades de una futura cooperación empresarial e industrial con España.

Con el fin de atraer inversiones a la isla, Malmierca,  ha explicado que el gobierno cubano ha aprobado la Ley sobre Inversión Extranjera, que ofrece garantías e incentivos para los inversores extranjeros  Además, puntualizó que hay previstos 246 proyectos en 11 sectores del país, y algunos de los más importantes se llevarán a cabo en la Zona Especial de Desarrollo de Mariel, con el fin de transformarla en un centro tecnológico e industrial a medio plazo. Ha mencionado también otros sectores de interés en Cuba, como el turismo, las telecomunicaciones o el transporte. Tanto la nueva Ley como la Zona Especial de Desarrollo de Mariel representan dos grandes alicientes para las empresas españolas interesadas en la isla.

Durante la jornada, han intervenido, además del ministro cubano, el consejero delegado del ICEX, Francisco Javier Garzón; el vicepresidente de CEOE y presidente de la Comisión de Relaciones Internacionales, Joaquim Gay de Montellà; y el vicepresidente de la Cámara de Comercio, Modesto Piñeiro. En el encuentro se han dado cita más de 200 empresarios con intereses en la isla y ha contado también con la participación de la Secretaria General Iberoamericana, Rebeca Grynspan.

Cambio en las empresas públicas

El ministro cubano ha hecho hincapié en la elaboración del futuro Programa de Desarrollo Económico-Social en el país, que garantiza cambios estructurales para promover el desarrollo hasta el año 2030. Asimismo, ha explicado que se está actualizando el funcionamiento de las empresas estatales, para que sean propiedad de todo el pueblo; y ha insistido en la política que se pretende llevar a cabo para el desarrollo de las fuentes renovables y el uso eficiente de la energía.

Según el vicepresidente de la Cámara de España, Modesto Piñeiro, “las empresas españolas están demostrando su voluntad de colaborar en la modernización de la economía cubana y no sólo las grandes, sino también pequeñas y medianas, que tienen una exitosa experiencia internacional en los sectores prioritarios identificados por el gobierno cubano, como son la construcción y las infraestructuras, la gestión hotelera, la industria alimentaria, el transporte o las energías renovables”.

Piñeiro se ha referido también durante su intervención, a la inclusión de Cuba como mercado preferente en el Plan Cameral de Internacionalización que está elaborando la Cámara de España y que estará listo en 2016. Asimismo, ha anunciado una reunión del Comité Bilateral Empresarial Hispano-Cubano para después del verano, que supondrá el relanzamiento de este instrumento, creado por la Cámara de España y la Cámara de Comercio de Cuba que, durante años, ha sido el único canal de interlocución entre los empresarios españoles y el gobierno y empresarios cubanos.

Por su parte, Joaquim Gay de Montellà ha subrayado durante su intervención que el proceso de transformación de la economía cubana, entre cuyos logros recientes figura la puesta en vigor de la Ley 118 sobre Inversión Extranjera, ha supuesto un gran paso para establecer un marco jurídico favorable para la inversión extranjera. En este sentido, ha destacado también que «la Zona Económica Especial en el puerto de Mariel puede convertirse en un importante polo de desarrollo económico del país y del Caribe, gracias al ambicioso proceso de modernización de sus infraestructuras y al ventajosos régimen fiscal».

El presidente de la Comisión de Relaciones Internacionales de CEOE ha señalado también, que desde CEOE se valora de manera muy positiva los esfuerzos que está realizando el Banco Central para eliminar la dualidad monetaria, lo que supone facilitar la contabilidad de las empresas y las transacciones comerciales. Asimismo, ha explicado que los empresarios españoles valoran también las medidas adoptadas por CESCE (Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación), que establece una cobertura de seguros para operaciones financieras por valor de 25 millones de euros; y por COFIDES (Compañía Española de Financiación del Desarrollo), que abre una línea de 40 millones de euros para financiar proyectos en la isla. “Esperamos que estas iniciativas puedan ser ampliadas en un futuro próximo para promover una mayor presencia de empresas españolas en Cuba”, puntualizó.

Sectores con más oportunidades de negocio

El vicepresidente de CEOE ha asegurado que las empresas españolas, además de ser un referente en sector turístico en Cuba, también lo son en otras áreas como las infraestructuras de transporte, la ingeniería, la agroalimentación, la energía o el medioambiente. En este sentido, ha añadido que «nuestras empresas pueden desempeñar un papel destacado en el desarrollo económico de la isla, dotándola de infraestructuras desarrolladas, que acompañarían al potencial económico del país, a su localización estratégica en El Caribe y al alto nivel de formación de la población».

El consejero delegado del ICEX, Francisco Javier Garzón ha asegurado que las relaciones bilaterales se han intensificado en los últimos años y ha valorado positivamente el proceso de reformas que se está llevando a cabo en la región, así como el interés cada vez mayor de las empresas españolas en la zona. Ha señalado, además, que las exportaciones españolas en 2014 a la isla alcanzaron cerca de 700 millones de euros, lo que supone un 5% de las exportaciones españolas a Latinoamérica.