Artículo

Claves para exportar a nuestras antípodas

Australia es uno de los países con mayor renta per cápita, un lugar lleno de oportunidades para las empresas aragonesas

Las exportaciones aragonesas llegan hasta nuestras antípodas. En concreto, en 2018, Australia importó cerca de 28 millones de euros en nuestra comunidad. Este país destaca en los rankings internacionales como uno de los más atractivos para los negocios, pues es uno de los de mayor renta per cápita (según el Fondo Monetario Internacional, Australia ocupa el puesto 16 en el ranking de PIB per cápita). Juan Millán, Managing Partner de Gedeth Network, vicepresidente y secretario general de la Australia-Spain Business Association y delegado de Aragón Exterior en este mercado nos explica algunas de las claves de dicho país.

Tradicionalmente la maquinaria y el material eléctrico han liderado las exportaciones aragonesas a Australia, pero ahora también despuntan los proyectos de infraestructuras y energías renovables. «Otro gran polo sería la alimentación: los productos de alta calidad tienen cabida en este país, que se caracteriza por un altísimo poder de compra y gusto por lo ‘europeo'», señala Millán. Las exportaciones de vino australiano se han disparado en los últimos años, pero también valoran los vinos importados que ofrezcan algo distinto. «Un ejemplo: ellos compran por tipo de uva, así que uvas con valor diferencial tienen muy buen potencial».

Las ciudades de referencia a la hora de plantear una estrategia empresarial en Australia son Sydney y Melbourne. «Sin embargo, recientemente Brisbane está despegando por sus menores costes operativos y crecimiento de la población», añade. Millán aconseja «prepararse» para operar en este mercado, que es previsible, pero cuyas reglas hay que conocer. «Por ejemplo, las aduanas tradicionalmente son exigentes pero justas. Si cumples con lo que piden podrás entrar fácilmente».

Los principales handicap son la gran distancia y la diferencia horaria, por lo que es conveniente contar con presencia en el país, ya sea con recursos propios o externos. «El mantenimiento de las operaciones con personal propio sí es elevado por las altas rentas que hay que pagar, pero existen fórmulas para flexibilizar los costes». Australia sigue siendo anglosajona (la Jefa de Estado es la Reina de Inglaterra), pero «27 años de crecimiento económico ininterrumpido les ha dado mucha confianza y se nota en su forma de afrontar los negocios». Por otro lado, cuentan con una excelente red de negocios/socios en Asia por cercanía geográfica y cultural (población migrante).

 

También te puede interesar

Quiero recibir los casos de éxito en mi email