El 70% de su actividad se realiza en Norteamérica, y tiene sedes en Estados Unidos, Vietnam, Francia y Letonia.

El reto

Aumentar su actividad en las nuevas zonas con mayor potencial para la producción del pellet y seguir desarrollando soluciones innovadoras ajustándose a las nuevas necesidades del mercado, que varían significativamente en cada zona.

Las claves

La adaptabilidad al cambio y la visión para tratar de anticipar las nuevas necesidades y oportunidades que el mercado presenta.

Los pellets son un tipo de biocombustible sólido que se logra adecuando la materia prima tanto en tamaño como en humedad, a los requerimientos fijados por las normativas vigentes y grandes consumidores. El tipo de residuo más habitual es el maderero, aunque también se pueden aprovechar otro tipo de biomasa. Y la fabricación de las plantas de las que se obtienen estos pellets es el negocio principal de Prodesa, una empresa zaragozana que en sólo dos décadas se ha posicionado como un referente en su sector a nivel internacional.

Línea de pelletizado en la planta de Quebec (Canadá).

Prodesa se fundó en 1999, de la mano de José Manuel Martínez y José Ignacio Pedrajas, con el diseño y la construcción de plantas de pellets llave en mano como principal actividad, y en dos décadas se ha convertido en un referente en soluciones integrales para la producción de biocombustibles sólidos en forma de astillas y pellets de madera y la protección del medioambiente a nivel internacional.

La sede social y el grueso de la plantilla están en Zaragoza, en sus oficinas de Plaza desde donde se realiza el trabajo comercial, de oficina técnica, la gestión de los proyectos y el desarrollo de la ingeniería junto con las delegaciones. Pero tal ha sido su éxito fuera de nuestras fronteras, que una gran parte de su producción está en Estados Unidos y uno de sus fundadores, José Ignacio Pedrajas, se instaló en el país americano para dirigir la delegación de Prodesa Norteamérica desde su sede de Atlanta. De hecho, el país anglosajón, al que llegaron en 2011, ha ayudado a Prodesa a mejorar cada año sus cifras de negocio (su crecimiento anual medio ha sido del 25% y el ejercicio 2018 se cerró con una facturación de 24 millones de euros), y les ha permitido llevar a cabo proyectos innovadores, como uno en el que utilizan cáscaras de cacahuetes como materia prima para la fabricación de pellets en Georgia (EEUU), que comenzará a funcionar en unas semanas. «El crecimiento en la demanda de pellets en las centrales térmicas de todo el mundo ha impulsado esta nueva vía en la que diversificamos la materia prima», explican en la compañía.

Construcción de una fábrica de pellets en Vietnam.

Otro de los proyectos en el que está sumido su división de I+D en la actualidad es el desarrollo de plantas de pellets contenerizadas, que permiten trasladar la fábrica de lugar, requieren escasa obra civil y eliminan parte de los edificios, al tiempo que reducen los periodos de montaje. «Trabajamos para ofrecer a un determinado mercado una solución modular, flexible y rápida», señalan en Prodesa acerca de este proyecto, que cuenta con el apoyo del Centro de Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI).

Su experiencia en Estados Unidos está resultando muy satisfactoria, aunque no todo ha sido fácil. Al principio, tuvieron que enfrentarse a dificultades para adecuarse a todas las normativas del país, sistemas de medidas, potencias, etc. “La inversión para implantarse allí no es alta, pero nosotros tuvimos que invertir en desarrollo para adecuarnos a la demanda y estándares del país”, explica José Ricardo Castro, director comercial de Prodesa.

Su apuesta por la innovación y desarrollo les ayudó a abrir las puertas en EEUU, gracias a la adjudicación para suministrar una de las plantas de pellets con mayor capacidad en el mundo, lo que impulsó significativamente su posición como “global player”.

La empresa PRODESA

La empresa está ubicada en la avenida Diagonal Plaza, 20, en el Edificio Plaza Center de Zaragoza.

Año de fundación 1999
Número de empleados 85
Facturación en 2018 24,7M
Presencia internacional 15 países

En todos estos años han realizado varios proyectos de gran envergadura por todo el mundo, entre los que destacan una planta de pellets de origen maderero en Vietnam, con una producción de 120.000 toneladas anuales, y tres en Canadá, con una capacidad total de 500.000 toneladas anuales. Prodesa está muy implantada en Estados Unidos y Canadá, y también tiene sedes en Vietnam, Francia y en Letonia, con talleres mecánicos que aportan apoyo y soporte local a los proyectos que se realizan en Asia y Europa del Este, respectivamente, lo que da más eficacia de respuesta al departamento de postventa.

Servicio de postventa de Prodesa para las fábricas.

La compañía participa activamente en las principales ferias del sector y ha obtenido el sello como Pyme innovadora por parte del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades en 2019. Además, Cepyme le reconoció en 2019 como una de las 500 empresas con mayor crecimiento de la pequeña y mediana empresa nacional.

La empresa trabaja en todo el mundo y a través de los proyectos llave en mano ofrecen un servicio completo al cubrir todo el proceso, desde la ingeniería previa al proyecto, el aprovisionamiento, el transporte y la puesta en marcha de la fábrica, así como la gestión operativa de la planta tras la instalación, el transporte del producto final hasta el puerto y el servicio post-venta. Entre los retos de esta empresa está consolidar su posición en los mercados donde están establecidos, afianzar su posición en Norteamérica y continuar creciendo en Asia desde la delegación en Hanoi (Vietnam).

Lecciones aprendidas

Son proyectos largos, complejos y muy diferentes de una región a otra con una competencia global y el equipo trabajando desde distintas localizaciones. El valor de la constancia y la adaptación es fundamental.

Quiero recibir los casos de éxito en mi email