Inycom comenzó su andadura como empresa orientada al sector de la Medicina, pero fue ampliándose incorporando las unidades de Electrónica, TIC y Analítica. Tienen una sucursal en Ecuador y ofrecen servicios de manera estable en Alemania, Marruecos, Finlandia, Grecia y Tailandia, además de otros proyectos internacionales.

El reto

Continuar con los valores que les han permitido ser sostenibles durante 37 años.

Las claves

Pensar en grande, tener humildad y conseguir un impacto positivo en la sociedad.

Seguramente todo el mundo ha oído hablar alguna vez de Inycom, pero es difícil que sepan todo lo que hace esta empresa tecnológica. Desarrollan soluciones y servicios de alto valor añadido para sectores muy diversos, con el objetivo de impulsar los negocios y alcanzar nuevas cuotas de competitividad.

Inycom nació en 1982 como una empresa orientada al sector de la Medicina, que fue ampliándose en los años siguientes incorporando las unidades de Electrónica, TIC  y Analítica. «Vender equipos en hospitales nos llevó a darles servicio técnico,  y después vimos las demandas que tenían en TIC. Así, la bola de nieve fue creciendo y ampliamos nuestros servicios y sectores de actuación», señala José Luis Latorre, director general de Inycom. En 1997 comenzaron a ofrecer servicios para aportar un alto valor añadido a sus clientes y en 2002 se creó el departamento de I+D+i para desarrollar proyectos de colaboración y transferencia tecnológica del conocimiento al mercado. La innovación es clave para esta empresa por lo que apuestan fuertemente por la investigación. «Para nosotros el I+D es transformar dinero en ciencia, en algo útil para la sociedad», explica José Luis Latorre, director general de Inycom, y por eso han invertido más de un millón de euros en el departamento de Innovación.

Conscientes de las distintas necesidades en cada sector y actividad, en 2007 Inycom decidió orientar sus soluciones y servicios tecnológicos hacia sectores de negocio con el objetivo de ofrecer la mejor opción a sus clientes. Así, en todo este tiempo han llevado a cabo más de 750 proyectos de éxito y cuentan con más de 1.500 clientes satisfechos.

«Para nosotros el I+D es tranformar dinero en ciencia, en algo útil para la sociedad»

Inycom cuenta con un equipo global de más de 750 profesionales comprometidos. En los dos últimos ejercicios ha contratado a 80 personas nuevas por año, con una media de edad en la plantilla de 37,5 años. Además, cuentan con una extensa red internacional de partners estratégicos que le permite desarrollar proyectos en Europa, Sudamérica, Oriente Medio, África del Norte, etc.

Inycom trabaja principalmente en dos vías de negocios: TIC y laboratorio y diagnóstico de hospital. En el primer ámbito, Inycom desarrolla cuatro áreas: sector público (da soporte a más de 60.000 empleados públicos), industria (con clientes como Estrella Galicia, BSH, Filtros Mann), banca (con Ibercaja como cliente de referencia y Morabanc Andorra, donde han desarrollado aplicaciones para digitalizar la banca), y comunicaciones (donde su principal cuenta es Vodafone).  Inycom es líder en diseño, despliegue y gestión de centros de atención y soporte multicanal al usuario, con servicios de atención continuada (24 horas al día, 7 días a la semana, 365 días al año).

La empresa Inycom

La empresa tiene su sede en Zaragoza y oficinas por toda España. Además, cuenta con una sucursal en Ecuador y ofrece servicios de manera estable en Alemania, Marruecos, Finlandia, Grecia y Tailandia. C/ Alaún, 8 (PlaZa). Zaragoza. Telf: 976 013 300  

Año de fundación 1982
Número empleados 750
Facturación 2018 44 M €
Presencia internacional 5 países

Desde 2010, la compañía comenzó un proceso de expansión centrado en la internacionalización. «Empezamos vendiendo equipos de laboratorio a países en vía de desarrollo, luego pasamos a exportar, tras un estudio para seleccionar los mercados. Ahora estamos en fase de internacionalización y para ello han sido clave nuestros proyectos en Ecuador, que han marcado un antes y un después», señala Latorre. El director de la compañía se refiere a los dos hospitales que han montado en Quito y Guayaquil. Dos proyectos con una inversión de más de 200 millones cada uno que les han dado credibilidad y prestigio en Ámerica Latina, lo que les facilita la venta allí.

En estos dos hospitales se han encargado del asesoramiento, suministro y mantenimiento de todo el equipo médico. Inycom abrió una filial en Ecuador para dar soporte a este proyecto y a otros de la zona con un equipo de 17 personas. «El tener trabajadores expatriados y una estructura en el exterior es la gran diferencia entre la fase de exportación y la de internacionalización. Es fundamental contar allí con un jefe de equipo de confianza», señala Latorre. Otros proyectos importantes fuera de España han sido varios hospitales de campaña en Arabia Saudí en colaboración con Arpa y ofrecen servicios de manera estable en Alemania, Marruecos, Finlandia, Grecia y Tailandia.

Hospital Los Ceibos en Guayaquil, uno de los proyectos que ha desarrollado Inycom en Ecuador.

Inycom participa en proyectos «llave en mano», en «canal contract» y en «canje de deuda».  «En los proyectos llave en mano hay que tener los objetivos claros y ser flexibles para coordinarse con otras compañías», explica Latorre. «En cuanto al Canal Contract, hemos abierto puertas a otras empresas para que valoren proyectos hospitalarios, pues la salud va a ser un pilar fundamental en los próximos años», añade. «Muchas empresas no conocen el canje de deuda. Cuando el Gobierno de España hace préstamos, puede condonar parte de la deuda a cambio de que ese país compre equipamientos a empresas españolas. Con este procedimiento hemos equipado muchos laboratorios», asegura. Para Latorre, lo más complicado de trabajar fuera es el choque cultural, más fuerte en América que en Europa, y las diferentes legislaciones según el mercado, que conlleva mucho trabajo para los asesores jurídicos.

El lema de Inycom es «hacemos negocio y también empresa», y es que para ellos los trabajadores son muy importantes. Tienen un fuerte compromiso social y fomentan el respeto, la cortesía, la urbanidad y la tolerancia. Dentro de la empresa consideran fundamental la lealtad y el compromiso con el logro de resultados. Colaboran con las universidades y con el clúster de tecnología, y también piensan que es muy importante fomentar el emprendimiento, por lo que le han destinado más de 1,5 millones de euros. Cuenta con dos fondos de capital para emprendedores y han creado varias start up: una biotecnológica, otra dedicada a la identidad digital, y una de eficiencia energética. La biotecnológica nació en 2013 bajo el nombre de Inycom Biotech y se centra en la producción y diseño para cuantificar biomoléculas de interés comercial. También realiza servicios de apoyo al bioemprendedor y de asesoramiento técnico a inversores, análisis de proyectos, viabilidad técnica, mercado y competencia, y participa en proyectos multidisciplinares en colaboración con empresas e instituciones públicas.

Otro hito importante para la empresa fue la creación del departamento i3 (Ingeniería, integración e innovación) con el que conseguir anticipar necesidades y desarrollar soluciones únicas para el mercado. Este equipo ayuda al cliente a identificar las áreas de mejora e impulsar con éxito procesos de colaboración para desarrollar soluciones únicas en el mercado.

Lecciones aprendidas

Una empresa vale por la cantidad de alianzas que tiene, se basa en dar para recibir. Si alguien te ofrece un proyecto interesante y dudas si vas a poder hacerlo, di que sí y luego aprendes.

Quiero recibir los casos de éxito en mi email