Asamblea de la Asociación Iberoamericana de Cámaras de Comercio (AICO)

El presidente de la Cámara de España comunica el reingreso de esta organización en la Asociación Iberoamericana de Cámaras de Comercio (AICO). «Los empresarios y sus empresas son los garantes del Estado de bienestar y del desarrollo económico y social», ha declarado.

El presidente de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet, presentó la estructura y nuevo funcionamiento de la Cámara de Comercio de España a sus socios latinoamericanos durante la Asamblea de la Asociación Iberoamericana de Cámaras de Comercio (AICO), que se celebró ayer en Bogotá, Colombia.

Bonet aprovechó su intervención para anunciar que la Cámara de España va a volver a formar parte de AICO, cuya filosofía de potenciar y promocionar el desarrollo empresarial y la libertad de comercio encaja perfectamente con la de la institución que preside.

En su intervención ante los presidentes de las «hermanas iberoamericanas», Bonet quiso resaltar los tres ejes en los que se basa la actividad de la nueva Cámara de España: defensa institucional, internacionalización y fomento de la competitividad empresarial. «Ha llegado el momento de impulsar un nuevo proceso de regeneración y modernización que nos permita dar un gran salto adelante en la próxima década», dijo.

Sobre el primer punto, la defensa institucional, el presidente de la Cámara de España recordó que «los empresarios y sus empresas son los garantes del Estado de bienestar y del desarrollo económico y social, y necesitan entornos propicios para poder ofrecer todo su potencial de generación de crecimiento, empleo y bienestar».

Respecto a la internacionalización de las empresas, Bonet aseguró que todas las empresas, «incluso las pequeñas», no pueden vivir de espaldas a la realidad de un mercado global, integrado y competitivo. En este sentido, anunció un «Plan Cameral anual de Internacionalización, en colaboración con toda la red de Cámaras», que facilitará a los negocios la salida a los mercados internacionales en las mejores condiciones y aprovechar las oportunidades que estos ofrecen. Habrá, además otro plan, este bianual, de Competitividad, que tratará de «actuar e incidir sobre todos los componentes de la competitividad de las empresas, como la tecnología, la innovación, la formación o la financiación», explicó José Luis Bonet.

El presidente de la Cámara de España remarcó «el potencial que ofrece la colaboración cameral a nivel internacional si somos capaces de convertir nuestras experiencias y conocimientos respectivos en iniciativas comunes al servicio de las empresas en cualquier parte de Iberoamérica».