El consejero José Luis Soro puso el acento en la posición geoestratégica de Aragón dentro del nudo de conexiones entre puertos y con Europa. Para la Comunidad, el Corredor significará mayor competitividad en los sectores económicos que ahora ven incrementados sus costes al carecer de un ferrocarril de calidad

El consejero Soro, durante su intervención

El consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, participó recientemente como invitado en el almuerzo coloquio organizado en Valencia, por Propeller Club de Valencia, para desarrollar la ponencia “El Corredor Cantábrico Mediterráneo, análisis global de las perspectivas de futuro”. El acto contó con la asistencia del presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, Aurelio Martínez; el presidente de la Confederación Empresarial de la Comunidad Valenciana, Salvador Navarro, y la gerente de la Confederación Empresarial de la Comunidad Valenciana, Inmaculada García, entre otros.

En su intervención, ante más de 60 representantes del sector logístico y empresarial de Valencia, defendió el Corredor como una infraestructura que beneficia a las Comunidades por las que discurre pero, además, que debe ser vista como una infraestructura que vertebra a nivel estatal y que es básica para el conjunto de Europa. Para el consejero, es una infraestructura que debe ser una prioridad política en la agenda estatal del Gobierno.

El consejero se referió a la importancia de la logística no solo desde el punto de vista del crecimiento económico sino como “un instrumento de vertebración territorial, de cohesión social y de igualdad de oportunidades”. El consejero señaló  las cifras de actividad de los puertos de Valencia, que manipuló más de 71 millones de toneladas de mercancía, y el de Bilbao, que alcanza un tráfico de 32 millones de toneladas. En este sentido, destacó también el enorme potencial de crecimiento del transporte por ferrocarril ya que en estos momentos se realiza por carretera.

En este sentido, Soro recordó la importante posición de Aragón como nudo de comunicaciones. “La favorable situación geoestratégica de Aragón, cruce de caminos entre el Cantábrico y el Mediterráneo y entre el norte y el sur de la Península, y conectada con Francia a través de la reapertura la línea ferroviaria internacional Zaragoza-Canfranc-Pau, cuya reivindicación lideramos desde Aragón y la Región de Nueva Aquitania, ha propiciado que nuestro territorio, desde muy antiguo, constituyera el escenario de actividades logísticas”, explicó.

Y añadió que “Zaragoza es la quinta ciudad más grande de España, a medio camino entre grandes centros urbanos europeos (Burdeos, Toulouse, Madrid, Barcelona, Valencia y Bilbao), y en el centro de un área de 20 millones de personas.Y, en Aragón, hemos sido pioneros en acoger instalaciones logísticas de primer orden”.

En este sentido realizó un repaso de los principales iconos en materia de logística como son las plataformas logísticas, todas ellas ubicadas estratégicamente y con buenas conexiones. La Plataforma Logística de Zaragoza (PLAZA). Con una extensión de más de 13 millones de metros cuadrados, PLAZA, un centro intermodal de transportes (ferrocarril, carretera y avión). Junto con PLAZA, las otras tres plataformas logísticas aragonesas: la Plataforma Logística de Teruel (PLATEA), con una superficie de más de 2,5 millones de metros cuadrados; la Plataforma Logística de Huesca (PLHUS), con una superficie de más de un millón de metros cuadrados; y la Plataforma Logística de Fraga, con una superficie de casi 900.000 metros cuadrados.

Recordó la creación reciente de Aragón Plataforma Logística (APL), para centralizar y optimizar la gestión empresarial. Además ha señalado la existencia de complementos ferroviarios para el tráfico de mercancías como la Terminal Marítima de Zaragoza (TMZ), el segundo puerto seco de España; el Centro Logístico de Zaragoza PLAZA-ADIF; el Puerto Seco Santander-Ebro, ubicado en el término municipal de Luceni (Zaragoza); o la Terminal Intermodal de Monzón (Huesca).

Otros centros de transporte y logística son la Ciudad del Transporte de Zaragoza; y Mercazaragoza, la Plataforma logística agroalimentaria de referencia en todo el Valle del Ebro.

Por último, en cuanto al transporte aéreo, se cuenta con el Aeropuerto Internacional de Zaragoza, el tercer aeropuerto de mercancías de España por volumen y la Plataforma Aeroportuaria de Teruel (PLATA), un aeropuerto internacional industrial dedicado a las actividades de mantenimiento, estacionamiento y reciclado de aeronaves.

De nuevo sobre el Corredor Cantábrico Mediterráneo, Soro aseveró que “tenemos que apostar decididamente por el Corredor Cantábrico-Mediterráneo como eje ferroviario imprescindible para que la Comunidad Valenciana, Aragón, Navarra, La Rioja, País Vasco y Cantabria, que suman un PIB de casi 240.000 millones de euros y una población de casi 10 millones de habitantes” y ha añadido que “esta infraestructura proporciona competitividad a sectores punteros de nuestra economía (como el del automóvil, el agroalimentario o el manufacturero), que, en la actualidad, ven incrementados sus costes por las inadecuadas conexiones ferroviarias”.

El consejero recordó que un reciente estudio sobre la demanda potencial de transportes de mercancías, promovido por la Confederación Empresarial Valenciana concluye que existe una demanda potencial susceptible de emplear el modo ferroviario en la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto de un volumen de entre 48 y 54 trenes por semana y sentido de la circulación. “Así pues, es clave, de forma muy especial, el tramo del Corredor que une Sagunto con Teruel y Zaragoza”, concluyó.