Premios a la Exportación

Atlas Copco, Cables RCT, Kintech y Ghessu Bath reciben el reconocimiento de la Cámara de Comercio de Zaragoza por su éxito en la internacionalización

_MG_8656

La pasión por exportar ha protagonizado hoy el acto de entrega de los Premios a la Exportación de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Zaragoza. Tanto las empresas ganadoras como las instituciones y los patrocinadores han coincido en que apoyar la internacionalización «es poner un pie en el futuro», como ha resumido el presidente de la Cámara de Comercio, Manuel Teruel, quien ha lanzado el reto de aumentar un 20% la base de empresas exportadoras de Aragón para 2020.

Los Premios a la Exportación, patrocinados por Ibercaja, CESCE y Halcón Viajes, han congregado en la Cámara de Comercio a más de 400 directivos y exportadores del sector más dinámico de la economía aragonesa. Atlas Copco Zaragoza (en la categoría de gran empresa), Cables RCT (mediana) y Kintech Engineering (pequeña), a las que se suma el reconocimiento a Ghessu Bath como emprendedor internacional, han recibido esta tarde el reconocimiento a su éxito en los mercados internacionales. Reconocimiento que hoy ha superado las 100 distinciones en sus casi 37 años de historia.

Marta Gastón, consejera de Economía, Industria y Empleo del Gobierno de Aragón, ha recordado en la clausura de la cita que la comunidad «es una potencia exportadora» y ha destacado el Plan Cameral de Internacionalización como la base de la tarea de «acompañamiento a las empresas en la aventura exterior». Por su parte, Isaac Martín-Barbero, director general de ICEX España Exportación e Inversiones ha expuesto las claves de la internacionalización: «No podemos aspirar a competir de manera duradera en costes. pero sí en valor». Además, ha recordado que «España, siempre que se ha abierto al mundo, ha avanzado». Y como ha resumido Agustín de Ramón, director comercial de Cables RCT, «vender es estar en el mundo».

Generando energía para los cinco continentes

ATLAS COPCO ZARAGOZA

AÑO DE FUNDACIÓN: 1986

NÚMERO DE TRABAJADORES: 230

FACTURACIÓN: 94,26 millones de € / EXPORTACIÓN: 94%

La empresa, que fabrica generadores, torres de iluminación y bombas en su planta de Muel, basa su desarrollo en la innovación, hasta el punto de haberse convertido en centro de competencia mundial y de desarrollo de nuevos productos del grupo Atlas Copco en generación. Atlas Copco Zaragoza cuenta con 230 empleados y presenta una facturación de 94 millones de euros, de los que el 94 % se destina a la exportación a más de 100 países de los cinco continentes.

Cuenta con una moderna planta de fabricación con líneas de ensamblaje basadas en el lean manufacturing, y suma un equipo de ingenieros especializados en innovación tecnológica e I+D. En Muel se fabrican desde unidades pequeñas de 3 kVA hasta 3,3 MVA.

Atlas Copco es líder mundial en soluciones de productividad como compresores, sistemas de vacío y de tratamiento de aire, equipos de construcción y minería, herramientas industriales y sistemas de montaje. En 2011, adquirió Gesan como parte de su estrategia para incrementar su presencia mundial en el área de generación. La aragonesa Gesan, empresa familiar fundada en 1986 y Premio a la Exportación 2001, pasó así a pertenecer al grupo sueco. La fábrica de Zaragoza está integrada en la unidad Portable Energy del área de Técnicas de Construcción.

Su modelo de internacionalización se divide entre distribuidores y venta directa. Desde 2014, la compañía ha sumado 35 nuevos distribuidores a nivel mundial, y mercados en los que no disponía de presencia, como Paraguay, Botsuana o Baréin. La empresa también suministra directamente a 65 centros de clientes de Atlas Copco repartidos por todo el mundo. Además del personal de Zaragoza, el equipo de exportación cuenta con tres responsables en Buenos Aires, Helsinki y Bangkok.

La empresa que prohibió la palabra exportar

CABLES RCT

AÑO DE FUNDACIÓN: 1965

NÚMERO DE TRABAJADORES: 140

FACTURACIÓN: 78,94 millones de € / EXPORTACIÓN: 41%

Cables RCT lleva más de 50 años fabricando conductores eléctricos de baja tensión. Silenciosos e invisibles, sus cables forman parte de la vida cotidiana de millones de personas en todo el mundo. Desde sus instalaciones en La Cartuja Baja de Zaragoza, la empresa coordina y desarrolla su actividad en un sector muy exigente y altamente competitivo a nivel internacional, en el que los cables son una commodity sujeta a la evolución de los mercados de las materias primas y las divisas. En este entorno, sus productos compiten por calidad, experiencia, innovación y capacidad de personalización.

Pioneros en Aragón a la hora de salir a nuevos mercados, RCT realizó su primera venta a Francia en 1968 y en la década de los 90 ya contaban con un Departamento de Internacionalización propio. Su labor internacional ya les hizo merecedores del Premio a la Exportación 1996. En la actualidad, suman cuatro delegaciones en España, representación en 16 países de Europa y América del Sur y clientes en Francia, Chile, Austria, Portugal, Perú o Reino Unido. Sus ventas internacionales han aumentado de forma sólida y sostenida.

Sin embargo, la palabra exportación está prohibida en Cables RCT: los mercados internacionales están tan integrados en su filosofía que en la empresa solo hablan de ventas, independientemente del país del que procedan. «No consideramos el mercado internacional como un mercado de oportunidad, esporádico o coyuntural. Es, ha sido y será uno de los pilares de nuestro propio crecimiento», aseguran.

El proceso productivo en RCT es completo: desde las materias primas (cobre y plástico) hasta el empaquetado y preparación de los envíos. Sus cables son sometidos a rigurosos ensayos de calidad y autocontrol: «Cables para todos los días, cables para toda la vida», reza su lema. Factura 78,94 millones de euros, el 41 % en el exterior, y su plantilla se eleva a 140 personas.

Líderes mundiales en medición eólica

KINTECH ENGINEERING

AÑO DE FUNDACIÓN: 2000

NÚMERO DE TRABAJADORES: 30

FACTURACIÓN: 4,81 millones de € / EXPORTACIÓN: 91%

Fundada hace 15 años por tres ingenieros industriales zaragozanos, Kintech Ingeniería es una pyme que ha logrado consolidarse como referente internacional en la medición eólica y llegar al 90 % de facturación internacional. Con una fuerte inversión en I+D para la fabricación de equipos de medición de alta precisión, como los data loggers (es líder mundial en el sector eólico), cuentan con torres propias para las pruebas de laboratorio. Cuenta con 30 empleados y factura 4,81 millones de euros. Kintech participa además al 60 % en la empresa Measwind Renewable Services, con sede en Cariñena, que se dedica a la instalación y mantenimiento de sus equipos por todo el mundo.

El principal desarrollo de Kintech es el sistema EOL Zenith para la adquisición de datos de viento, desarrollado por la propia empresa con la colaboración de la Universidad de Zaragoza y el apoyo del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI). Con capacidad de transmisión remota mediante telefonía celular, este pionero sistema está presente en más de 40 países y es el único de su clase diseñado y fabricado en España. Aunque desarrollan su actividad principalmente para el sector energético, tanto eólico como solar, también se han diversificado para ofrecer soluciones de seguridad en entornos rurales o sistemas de detección de disparos en cotos de caza.

Desde sus inicios, Kintech Engineering ha realizado un gran esfuerzo de promoción en los mercados exteriores, participando en las principales ferias y eventos internacionales del sector. ¿El resultado? La empresa se encuentra presente en los países con mayores niveles de potencia eólica instalada en el mundo. Kintech cuenta con filiales en Estados Unidos, Chile, Rumanía, Turquía, Brasil y México, así como oficinas comerciales en China e India. No en vano, el 70 % de su cifra de ventas proviene de las principales potencias emergentes en la economía global: Brasil, China e India.

Soluciones adaptadas para turismo y residencias

GHESSU BATH

AÑO DE FUNDACIÓN: 2009

NÚMERO DE TRABAJADORES: 10

FACTURACIÓN: 3,82 millones de € / EXPORTACIÓN: 15%

Las principales cadenas hoteleras del mundo confían en la calidad y fiabilidad de Ghessu Bath, una joven pyme de Utebo especializada en la fabricación de accesorios de baño y equipamientos para colectividades. En su cartera de clientes ya se encuentran Barceló Hoteles, NH Hotel Group, AC By Marriott, Iberostar y Hilton Hotels&Resorts, así como el grupo geriátrico Ballesol. Cuentan con distribuidores en 12 mercados repartidos por todo el mundo, desde Arabia Saudí a Colombia o Argelia. Sus productos se pueden encontrar en numerosos mercados europeos, pero también en Estados Unidos, Sri Lanka, Cabo Verde, Jamaica o Cuba, entre un largo etcétera.

La flexibilidad y capacidad de adaptación al cliente son dos de los valores de Ghessu Bath, que trabaja con todo tipo de metales como el acero inoxidable, latón o aluminio, así como con PVC. Son especialistas en equipamientos adaptados y desarrollan piezas a distintas medidas para solucionar cualquier problema de espacio dentro de la habitación de un hotel. Su diferenciación les permite ser competitivos frente a los fabricantes asiáticos.

Para plantear su proceso de salida al exterior, la Cámara de Comercio realizó el plan de internacionalización de Ghessu Bath. La firma también se incorporó al programa Market Developer de la Cámara, contando con el asesoramiento y apoyo de un técnico de exportación. Además, participan activamente en misiones comerciales y en las principales ferias del sector. Los mercados internacionales no han tardado en confiar en esta pyme, que casi ha duplicado su cifra de negocio en apenas dos años. La gran mayoría de sus productos se fabrican en su planta de Utebo. Ghessu Bath sigue creciendo: ya ha iniciado las obras para ampliar sus instalaciones. Tiene 10 empleados y factura 3,82 millones de euros.