Ocho retos que debe superar la Unión Europea para mejorar su competitividad

Alfonso Mª Dastis, embajador de España ante la UE, enumera las tareas pendientes que afectan directamente a las empresas
Foto: Maite Santonja.

De izquierda a derecha: Maximiliano Bernad, presidente del Real Instituto de Estudios Europeos (RIEE), Alfonso Mª Dastis, embajador de España ante la Unión Europea, Arturo Aliaga, consejero de Industria e Innovación del Gobierno de Aragón, y Antonio Gasión, director gerente del Instituto Aragonés de Fomento (IAF), durante la jornada. Foto: Maite Santonja.

Cómo participa diariamente España en las decisiones de la Unión Europea y qué retos debe superar la UE para mejorar su competitividad centraron el discurso que el embajador de la Representación Permanente de España ante la UE, José María Dastis, impartió en la jornada “Europa y oportunidades empresariales”. Organizada por el Programa Aragón Empresa del Instituto Aragonés de Fomento con la colaboración del Real Instituto de Estudios Europeos, la cita sirvió para que Dastis confirmara que Aragón será la próxima comunidad autónoma en contar con una oficina en la Representación Permanente de España en Bruselas.

La futura delegación aragonesa servirá para atender a las empresas y “dar información, abrir puertas en la Comisión Europea y señalar dónde existen oportunidades de financiación y actividad empresarial”, apuntó Dastis, que recordó que le corresponde al Ejecutivo autonómico concretar qué funciones desempeñará este nexo diplomático entre Aragón y Bruselas. Actualmente existen cinco comunidades autónomas que ya cuentan con oficina en la Representación Permanente de España ante la UE: Castilla y León, Castilla La Mancha, Navarra, La Rioja y Asturias.

Qué hace falta mejorar

El embajador recordó que la Comisión Europea cree que a España “aún le falta por hacer” y es esa presión externa “la que nos ayuda a impulsar reformas. La tutela de la UE es clave y beneficiosa”, afirmó. Pero Dastis también aseguró que “España tiene la voluntad y la capacidad para hacer los deberes y nuestros desequilibrios, que los hay, ya no son excesivos”.

Alfonso Mª Dastis calificó a la Unión Europea como un “actor fundamental” para fomentar el emprendimiento y la industria, dos motores para salir de la crisis. “La UE y los estados miembros tienen la obligación de crear el ambiente que permita fomentar el empleo y el crecimiento y, por extensión, la mejora de la economía y la competitividad. Pero corresponde a la iniciativa privada, a las empresas, que ese clima se desarrolle”, apuntó el embajador.

Sin embargo, Dastis no dudó en señalar ocho puntos donde la UE todavía debe mejorar para que su economía sea realmente competitiva ante otras potencias económicas:

  1. Energía. “El coste energético para las empresas les sitúa en inferioridad frente a otros países. Hay que reducir ese coste y éste es un objetivo prioritario”. “Europa debe mejorar sus interconexiones energéticas y España tiene ahí una posición privilegiada por su situación geográfica”.
  2. Medio Ambiente. “La necesaria eficiencia energética se debe alcanzar sin poner en peligro los objetivos climáticos, como es el caso de la reducción de emisiones. Hay que garantizar el equilibrio”.
  3. Mercado interior y exterior. “Aunque la unidad de mercado interior no está culminada, es innegable que ha beneficiado a las empresas”. “En los mercados exteriores la UE es una potencia comercial y, gracias a su capacidad de negociar y firmar acuerdos, abre mercados a sus empresas”.
  4. I+D+i. “En el nuevo marco de financiación se desarrollarán nuevos programas y es necesario seguir dedicando esfuerzos a impulsar las colaboraciones público-privadas”.
  5. Infraestructuras. “España es la envidia de gran parte de los socios de la Unión Europea y no debemos olvidar que las tenemos gracias a la solidaridad de la UE”. “Aragón tiene una posición privilegiada por su situación geográfica”. “Infraestructuras físicas pero también virtuales: necesitamos una Europa digitalmente conectada”.
  6. Financiación. Las empresas tienen a su disposición numerosos programas de apoyo financiero para desarrollar proyectos como COSME u Objetivo 2020“. “España es el país que más préstamos recibe del Banco Europeo de Inversiones, que cuenta con un programa de internacionalización muy interesante”.
  7. Trabajadores. “Se debe potenciar un marco flexible para las empresas, pero también fomentar políticas de empleo”.
  8. Formación. “La educación es la base para que una economía crezca y sea productiva. Y en España está claro que tenemos mucho que mejorar”.

Aragón y la UE

La jornada también contó con la intervención del consejero de Industria e Innovación del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, quien destacó la colaboración existente entre el embajador y el ejecutivo autonómico en varios temas que afectan a Aragón, como su mediación para que se desarrollase el FEINE (Foro Europeo de la Industria y el Emprendimiento) en Zaragoza, la necesidad de defender el plan del carbón y una minería aragonesa competitiva en el marco europeo o la necesidad de extender la banda ancha de 30 Mb por todo el territorio para no perder competitividad.