La ronda de visitas del Gobierno de Aragón a los municipios mineros de la provincia de Teruel ha continuado hoy en Alloza. Su alcalde, Miguel Ángel Aranda, acompañado por dos concejales, ha expuesto a la delegación del Ejecutivo autonómico su situación, necesidades y potencialidades para promover con las ayudas a la minería inversiones alternativas al declive del carbón, que fundamentalmente pasarían por la revitalización de la fábrica de gres de la localidad.

El gerente de la empresa pública Aragón Exterior (AREX), Javier Andrés, el director general de Energía y Minas, Alfonso Gómez -ambos por el Departamento de Economía, Industria y Empleo- y el delegado territorial del Gobierno de Aragón en Teruel, Antonio Arrufat, han recorrido junto a los miembros de la corporación municipal el polígono industrial de la localidad y han visitado Gres Alloza.

Esta fábrica, que acusó la crisis económica general de los últimos años, se encuentra actualmente a bajo rendimiento con sólo dos empleados, si bien en momentos de máxima producción podría aumentar su plantilla hasta unos treinta trabajadores. Tras el parón de la crisis, la ventaja respecto a otros proyectos es que esta empresa ya está instalada y en funcionamiento, y su recuperación podría ser el motor de la localidad.

En este sentido, se ha puesto de manifiesto durante el encuentro que, además de trabajar para atraer posibles inversiones a los pueblos mineros de Teruel, AREX también analizará y activará en su caso las posibilidades de internacionalización de las distintas empresas y particularmente de esta fábrica de gres.

La corporación municipal ha agradecido la visita y la atención de los representantes del Ejecutivo aragonés.