El país germano sigue siendo el país que más vino de la Denominación importó, con casi 9 millones de botellas. En los últimos ocho años, las ventas en Estados Unidos se han duplicado hasta los 3,4 millones. Mientras que en China, los vinos de Cariñena siguen abriendo mercado, con 3 millones de botellas importadas en 2016.

La DOP Cariñena exportó en 2016 cerca del 70% de su producción

La DOP Cariñena exportó en 2016 cerca del 70% de su producción

La Denominación de Origen Protegida de Cariñena, con un reconocimiento en el mercado nacional e internacional y una consolidación de su posición, afronta con garantías y optimismo los próximos años. Los datos de 2017, según ha avanzado su presidente, Ignacio Casamitjana, reflejan un aumento en las ventas del 1,42 % durante el primer semestre con respecto al mismo periodo del año anterior “y la previsión es cerrar el ejercicio con un incremento de aproximadamente el 3 %”. La cifra final rondaría de esta forma los 55 millones de botellas vendidas.

En los últimos años, las ventas al exterior siguen representando el principal porcentaje en el balance comercial de la DOP: el 67,46 %. Es decir, de cada tres botellas que vende la Denominación, una es en España y dos en el extranjero.

El vino de Cariñena llegó en 2016 a 55 países. Alemania fue el país al que se exportó más vino (casi 9 millones de botellas), seguido de Reino Unido (7,6 millones), Estados Unidos (3,4 millones), China (3 millones), Canadá (2,6 millones), Rusia (2,5 millones), Polonia (1,2 millones) y Holanda (1,2 millones).

El esfuerzo realizado en promocionar El Vino de las Piedras en EEUU ha logrado que las ventas se hayan duplicado en los últimos ochos años.

Ignacio Casamitjana subrayado que “siempre que las posibilidades económicas y de fuerzas nos lo permitan,  haré todo lo posible para que nuestra Denominación de Origen Protegida Cariñena consiga mayor proyección,  tanto en el mercado nacional como en el internacional”.

En cuanto a la previsión de la inminente vendimia de 2017, a la espera de concretar datos más exactos por parte del Departamento Técnico del Consejo Regulador y los Técnicos de las empresas inscritas, se puede estimar una reducción del 10 al 20% respecto al año anterior, que fue de 97.934.999 kilos.

China ha ido ganando peso entre los países más importadores de botellas de la DOP

China ha ido ganando peso entre los países más importadores de botellas de la DOP

Aún así, la cifra podría ser alta, por encima de los registros del periodo 2010-2013 y superando los 80 millones de kilos, como ha ocurrido en los últimos tres años. La calidad de la uva en el viñedo en estos momentos es excelente, por la buena evolución y las condiciones climatológicas que se han dado este año. A mediados de agosto se prevé que comience la vendimia de la primera variedad (chardonnay).

Los 97.934.999 kilos de uva recogidos en la D.O.P. Cariñena en 2016 supusieron un 10,16 % menos que en 2015, que fue una vendimia excepcionalmente alta, con 109.014.176 kilos. Con estas uvas se elaboraron 76.506.544 de litros de vino, de los cuales fueron declarados D.O.P. un total de 64.205.529 litros. Por variedades, la garnacha sigue siendo la uva con mayor producción (un 31 %) entre las tintas y, entre las blancas, la variedad macabeo (9 %).

La D.O.P. Cariñena, con un reconocimiento en el mercado nacional e internacional y una consolidación de su posición, afronta con garantías y optimismo los próximos años. Los datos de 2017, según ha avanzado el presidente, Ignacio Casamitjanam reflejan un aumento en las ventas del 1,42 % durante el primer semestre con respecto al mismo periodo del año anterior “y la previsión es cerrar el ejercicio con un incremento de aproximadamente el 3 %”. La cifra final rondaría de esta forma los 55 millones de botellas vendidas.

En los últimos años, las ventas al exterior siguen representando el principal porcentaje en el balance comercial: el 67,46 %. Es decir de cada tres botellas que vende la D.O.P. Cariñena, una es en España y dos en el extranjero.

El vino de Cariñena llegó en 2016 a 55 países. Alemania fue el país al que se exportó más vino (casi 9 millones de botellas), seguido de Reino Unido (7,6 millones), Estados Unidos (3,4 millones), China (3 millones), Canadá (2,6 millones), Rusia (2,5 millones), Polonia (1,2 millones) y Holanda (1,2 millones).

El esfuerzo realizado en promocionar El Vino de las Pidras en EE.UU. ha logrado que las ventas se hayan duplicado en los últimos ochos años.

La Denominación cuenta con 1.500 productores

La Denominación cuenta con 1.500 productores

Ignacio Casamitjana subrayado que “siempre que las posibilidades económicas y de fuerzas nos lo permitan,  haré todo lo posible para que nuestra Denominación de Origen Protegida Cariñena consiga mayor proyección,  tanto en el mercado nacional como en el internacional”.

En cuanto a la previsión de la inminente vendimia de 2017, a la espera de concretar datos más exactos por parte del Departamento Técnico del Consejo Regulador y los Técnicos de las empresas inscritas, se puede estimar una reducción del 10 al 20% respecto al año anterior, que fue de 97.934.999 kilos.

Aún así, la cifra podría ser alta, por encima de los registros del periodo 2010-2013 y superando los 80 millones de kilos, como ha ocurrido en los últimos tres años. La calidad de la uva en el viñedo en estos momentos es excelente, por la buena evolución y las condiciones climatológicas que se han dado este año. A mediados de agosto se prevé que comience la vendimia de la primera variedad (chardonnay).

Los 97.934.999 kilos de uva recogidos en la D.O.P. Cariñena en 2016 supusieron un 10,16 % menos que en 2015, que fue una vendimia excepcionalmente alta, con 109.014.176 kilos. Con estas uvas se elaboraron 76.506.544 de litros de vino, de los cuales fueron declarados D.O.P. un total de 64.205.529 litros. Por variedades, la garnacha sigue siendo la uva con mayor producción (un 31 %) entre las tintas y, entre las blancas, la variedad macabeo (9 %).