Este crecimiento se ha registrado en los tres primeros trimestres de 2017 que, comparando con 2016, han pasado de 993 operaciones del año pasado a 2.956 este ejercicio, lo que supone un incremento de casi un 200%

El Aeropuerto de Teruel ha triplicado sus operaciones en 2017. Así lo ha anunciado el Consejo Rector de la infraestructura turolense, que este miércoles se ha reunido para informar de los avances y novedades de la plataforma. Este crecimiento se ha registrado en los tres primeros trimestres de 2017 que, comparando con 2016, han pasado de 993 operaciones del año pasado a 2.956 este ejercicio, lo que supone un incremento de casi un 200%.

Sin duda, un crecimiento exponencial, que también se demuestra al analizar las cifras al detalle. Y es que, tal y como ha indicado el consejero de Vertebración del Territorio del Gobierno de Aragón, José Luis Soro, “una parte importante se debe a la escuela de pilotos, pero también las operaciones de grandes aeronaves han experimentado un incremento”.

Durante la reunión del Consejo Rector también se ha puesto de relieve la llegada de nuevas empresas. Es el caso de la compañía turolense Pulsar Space, dedicada a las nuevas tecnologías y la observación de satélites, que acaba de incorporarse este mes de octubre y que da empleo a cinco personas. Además de Tarmac, que ha empezado ya su actividad de reciclado y desmontaje. Asimismo, se ha licitado también el proyecto para ejecutar la tercera fase de la explanada de estacionamiento, que se espera que esté finalizada el próximo mes de noviembre. “Siempre ponemos en valor la versatilidad de adaptarnos a los clientes que puedan venir de empresas de diferentes ámbitos”, ha dicho Soro.

El consejero también ha agradecido al director del Aeropuerto de Teruel, Alejandro Ibrahim, su labor comercial, y ha reiterado la “buena noticia y proyección de futuro”, el tener “empresas punteras” en cohetes o en satélites, además de lo que ya se está haciendo de mantenimiento y reciclado.